Las Campos son las grandes defensoras de Rocío Carrasco. Durante años han estado a la sombra, siendo testigos de como Antonio David Flores hablaba una y otra vez de la hija de Rocío Jurado mientras esta prefería mantener silencio. Con el paso al frente de Rocío, María Teresa, Terelu y Carmen por fin respiran aliviadas de que se pueda hacer justicia con ella.

María Teresa Campos se ha sincerado como nunca antes con su hija Terelu en una entrevista exclusiva a Lecturas. La presentadora ha abordado punto por punto la docuserie protagonizada por Rocío Carrasco y todo lo que su relato ha provocado: "Le dije: "No quiero morirme sin que a ti se te haya hecho justicia, sin que la gente sepa que no eres una mala madre. ¡No puedo soportarlo!".

Artículo recomendado

EXCLUSIVA María Teresa Campos, con inquietud: "Me daba miedo ver el documental de Rocío Carrasco"

EXCLUSIVA María Teresa Campos, con inquietud: "Me daba miedo ver el documental de Rocío Carrasco"

El papel de María Teresa Campos como una segunda madre de Rocío Carrasco ha sido muy criticado por algunos miembros de la familia Mohedano, sobre todo por parte de Rosa Benito a quien no le temblaba la voz a la hora de desmentir la amistad de la presentadora con la más grande: "No eran amigas. No la he visto en casa de mi cuñada como por ejemplo he visto a Isabel Gemio, como he visto a mucha más gente". Para esos ataques también ha tenido respuesta la periodista.

Rosa Benito
Mediaset

Aunque no se quiere colgar ninguna medalla porque todo lo ha hecho de corazón, Teresa recordaba a Terelu la última vez que vio a Rocío Jurado, un encuentro poco antes de morir en el que la artista le contaba su última conversación con su nieto, David Flores. "Me hace mucha gracia la que dice: “¡Ella no ha sido nunca amiga de Rocío!"', cuenta haciendo referencia a Rosa Benito. "¡Hemos ido a todos los actos de la familia, pero no éramos amigas de Rocío Jurado porque no quiera ahora esta descerebrada!", afirmaba sin poder evitar reírse.

Aunque no ha conocido su casa, María Teresa afirma que ha tenido "bastante trato" con Rocío Jurado pero si alguien forma parte de su familia esa es Rocío Carrasco, a quien adora: "Los que sí venían mucho a la casa eran Rocío y Fidel, por eso yo sé todo. La tita esta, que es la que dice que no era amiga de Rocío, se debería callar", sentencia.