"Yo libremente doy entrevistas y libremente asumo las consecuencias", con esta frase tan sincera, Laura Fa se ha liado la manta a la cabeza con Omar Suárez. La copresentadora de 'A todo corazón', el podcast de Lecturas con más solera del panorama rosa, se 'moja' como nunca sobre sus compañeros de 'Sálvame'. Duela a quien duela. Su entrevista exclusiva para Lecturas va a escocer a más de uno en el programa de Telecinco. Y es que no se deja nada en el tintero. Los 'Kikos', Rafa Mora, Gema López, María Patiño, Belén Esteban... Laura Fa disecciona el vínculo que tiene con cada uno de ellos y sus sorprendentes respuestas no dejan indiferente.

Artículo relacionado

¿Amigo o enemigo? Un binomio que siempre funciona y que, unido a 'Sálvame', asegura el 'salseo'. Desde que Laura Fa se incorporó al programa tras superar la mítica 'Sálvame Snow Week', se ha consolidado como una de sus colaboradoras imprescindibles. Entrar en los debates y tomar determinadas posturas, la han granjeado enemistades, pero también ha visto nacer amistades que son para siempre.

"Mi amiga del alma es Gema López, con ella comparto todo", cuenta en las páginas de nuestra revista. Laura Fa también desvela que Belén Esteban también es una de sus debilidades. "En las dos confío mucho, al igual que en Rafa Mora y Kiko Hernández", admite. Anabel Pantoja y Marta López también las considera "guais", y es evidente ante las cámaras su complicidad.

Si bien con algunas de sus compañeras está pasando una época de distanciamiento, como con Lydia Lozano, María Patiño y Chelo García Cortés, hay con otras colaboradoras con las que la conexión es instantánea, como es el caso de lo que le ha pasado con Alba Carrillo. "Con ella ya me he ido a tomar algo", revela, "me parece muy buena colaboradora, ha aprendido mucho más en la tele".

Artículo relacionado

Aunque no le gusta maquillar la realidad y admite estas tensiones, Laura Fa se muestra generalmente entusiasta. Solo se le tuerce un poco el gesto cuando se le da a elegir entre Kiko Jiménez o Matamoros. Del primero no quiere oír hablar después de la gran bronca que protagonizó en directo recientemente. Con el veterano tertuliano, reconoce que ha vivido momentos delicados, extremadamente tensos "en los que no nos hemos dirigido la palabra", pero ahora, pasado el tiempo y limadas las asperezas, han conseguido tener buena relación. "No me parece mala persona", dice de él, "y sí un tío inteligente con el que me apetece discutir, no me incomoda".

No es la primera que afirma que todo lo que se vive y se siente en el plató de 'Sálvame' es totalmente real. Las lágrimas, la frustración, la ira... De ahí que sorprendan ciertas amistades e incluso la falta de sintonía entre algunos tertulianos cuando se apagan las cámaras. "Son esas cosas de ‘Sálvame’, que las ves desde fuera y no se entienden, pero, cuando las vives, te das cuenta de lo peculiar que es este mundo", reflexiona.