Poco antes de que arrancara esta Navidad tan atípica, trascendía que Susanna Griso y su marido Carles Torras se separaban. De esta manera, ponían fin a 23 años de matrimonio y tres hijos en común. Una ruptura llena de incógnitas que Lecturas despeja en un minucioso y esclarecedor reportaje que publicamos en exclusiva.

Artículo relacionado

En el número de este miércoles descubrimos el gesto contundente con el que la pareja de periodistas, que formalizó su relación en régimen de separación de bienes, contradice las afirmaciones de su entorno, que aseguran que “se han dado un tiempo”, yendo más allá de ellas. Asimismo, repasamos los inmuebles que forman parte del fabuloso patrimonio que todavía comparten.

Portada 3591 Mila Ximénez

Nuestra publicación ha tenido acceso a la información que demuestra queSusanna Griso y Carles Torras ya han comenzado a hacer movimientos económicos que sellarían el final de su relación. El más claro, el que tiene que ver con Octubre Media, la empresa que ambos formaron en 2008 y de la que la comunicadora es administradora única. Tal como ha podido saber Lecturas, el pasado 15 de diciembre, días antes de hacerse pública su ruptura, extinguían esta sociedad, dando el primer paso para disgregar los asuntos económicos que aún los unen.

El nutrido número de propiedades, cuya titularidad también comparten Susanna y Carles, sería el siguiente escollo que estarían intentando resolver, según la información que llega a nuestra redacción. Bienes inmuebles de gran valor económico y emocional repartidas por Barcelona, la Cerdanya, Platja d’Aro, Madrid y Ávila, a los que que hemos tenido acceso en primicia y que repasamos en el minucioso reportaje exclusivo que recogen este miércoles nuestras páginas.

->Podrás leer el reportaje completo en exclusiva en tu revista Lecturas.