Esther Doña veía cómo el pasado verano como Santiago Pedraz zanjaba su historia de amor de un año con un simple y escueto whatsapp, días después de haberle pedido matrimonio. “Nuestra relación es imposible, hablamos algún día. Cuídate, besos”, le escribió. Desde entonces, ni una palabra más.

El temor de Esther Doña

Apenas dos meses después de recibir ese mensaje y echando la vista atrás con la serenidad que da la distancia, la marquesa viuda de Griñón ha reconocido en una entrevista con Sonsoles Ónega que siempre temió que su relación terminase de esa manera tan brusca. “Le dije en varias ocasiones que, si algún día nuestra relación no funcionaba, que lo hiciera bien, que no hiciera lo que él suele hacer. Ya había roto otras relaciones de forma similar. Parece ser que ese es su modo de actuar”, confesó. Esther Doña no quería pasar por lo que vivió hace un año Sylvia Córdoba, la mujer a la que Pedraz dejó por ella tras tres años de amor. Le dijo adiós con un simple mail y desapareció de su vida.

Llevaban tres años juntos y planeaban casarse e irse de vacaciones cuando el juez le escribió por correo electrónico diciendo que todo había terminado. Pronto se dejó ver besándose con Esther Doña. Sylvia habló aquellos días en Lecturas lamentando la frialdad y la indiferencia de Pedraz. Una indiferencia que vive hoy Esther.

Lee el texto completo, con las sorprendentes declaraciones de Sylvia Córdoba sobre el fin de su amor con Pedraz en el nuevo número de Lecturas.

portada Jorge Javier

Ya a la venta en tu quiosco y en Amazon.