Carmen Borrego ha dado la bienvenida al verano a lo grande. Lo ha hecho concediéndonos una entrevista en exclusiva en la que además de posar estupenda en bañador, se ha mostrado súper sincera sobre diferentes cuestiones. La colaboradora no ha tenido ningún inconveniente en abordar diferentes asuntos relacionados con su vida y que están de plena actualidad. Entre ellos, su relación tanto con Rocío Carrasco como con Fidel Albiac. Uno de los temas de los que nos ha hablado ha sido de la no asistencia del matrimonio a la boda de su hijo José María. Carmen nos ha reconocido que le ha dolido que no fueran a la boda, y a raíz de esto nos ha hecho una confesión sobre Fidel.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA | Carmen Borrego estrena el verano posando en bañador: "Me duele que Rocío no fuera a la boda"

EXCLUSIVA | Carmen Borrego estrena el verano posando en bañador: "Me duele que Rocío no fuera a la boda"

Pese a que Carmen Borrego está dolida con ellos por no haber ido a la boda de su hijo José María, les adora. Al preguntarle por quién le dolió más que no le llamara, si Rocío Carrasco o Fidel Albiac, lo ha dejado clarísimo. Sin ninguna duda nos ha dicho que “Rocío”. Y ha ido más allá al contar que “con Fidel tengo una relación que no voy a entrar nunca en un conflicto con él, en mi vida”. En ese momento se le ha iluminado la cara al hablar de él, algo que ella ha reseñado diciendo que “a Rocío le quiero muchísimo, pero a Fidel le amo”. Unas palabras con las que nos ha dejado claro que siente adoración por él.

carmen borrego
Instagram @carmenborregocampos

Carmen Borrego nos ha concedido esta entrevista en exclusiva justo después del estreno de ‘En el nombre de Rocío’. Así que también se ha mojado sobre esta nueva docuserie de Rocío Carrasco. A la pregunta de qué es lo peor que cree que le han hecho los Mohedano a Rocío, ha sido clarísima. La hermana de Terelu nos ha comentado que “me parece una postura muy cínica. Rocío Jurado jamás perdonaría las cosas que se han dicho de su hija”. Y ha aprovechado para denunciar que “se le ha juzgado como persona, como hija, como madre, y ha sido su propia familia la que lo ha hecho”.