Kiko Matamoros ha vivido un año muy intenso. El colaborador de ‘Sálvame’ ha tenido que hacer frente a una operación de un tumor de vejiga que le ha cambiado su forma de ver la vida de manera radical. Una dura realidad a la que hizo frente junto a su novia, Marta López Álamos, quien se ha convertido en su gran apoyo en estos últimos meses.

Artículo relacionado

A punto de terminar este 2019, Kiko ha querido valorar lo mucho que su nueva pareja le ha aportado en este duro año para él. “Ahora tengo a mi lado a una persona que valora el entendimiento con mis hijos, que pasa de determinadas cosas con muchísima generosidad”, explicó Matamoros en ‘Sálvame’ el pasado viernes 27 de diciembre.

Kiko Matamoros Marta López Álamo
GTRES

El colaborador del programa, además, ha contado cómo ha cambiado su vida desde que le diagnosticaron los tumores. “La enfermedad y operación me ha hecho ver mi vida anterior de otra manera. Siempre he visto la vida con optimismo y ganas pero es verdad que ahora veo mi vida anterior y creo que me he equivocado en determinadas cosas”, ha afirmado Kiko.

“He concedido licencias a quien no debía y creo que hay que priorizar en la vida las relaciones con los tuyos porque si no se vive con mucha pena y angustia”, ha continuado explicando el colaborador de ‘Sálvame’. Kiko mantiene una complicada relación con sus hijos, en especial, con Diego Matamoros. Por ello, no es de extrañar que quiera vivir un acercamiento con ellos.

Artículo relacionado

Un cambio de mentalidad que ha hecho que en la actualidad lo único que quiera sea disfrutar de la vida.“Yo antes vivía en un proceso de estrés continuo por muchas razones. Llevaba una vida complicada y no estaba disfrutando. Yo ahora lo que quiero es disfrutar de mi vida y de la de Marta todo lo que sea posible con salud y vitalidad”, ha sentenciado.