Un día después del enlace de Carlos Fitz-James Stuart con Belén Corsini, Eugenia Martínez de Irujo ha compartido el secreto mejor guardado, con permiso de la novia. La duquesa de Montoro y su hija, Tana Rivera, eran dos de las invitadas más esperadas pero madre e hija dieron la espantada a la prensa y llegaron al palacio de Liria sin ser vistas.

Artículo recomendado

Sofía Palazuelo e Inés Domecq derrochan elegancia a su llegada a la boda de Carlos Fitz-James y Belén Corsini

Sofía Palazuelo e Inés Domecq derrochan elegancia a su llegada a la boda de Carlos Fitz-James y Belén Corsini

Este domingo, con la resaca evidente tras la boda, Eugenia Martínez de Irujo ha compartido una preciosa imagen de la ceremonia junto a su hija, Tana Rivera, desde los jardines del palacio de Liria. De rosa y azul respectivamente, a la hija de la duquesa de Alba se le cae la baba con su pequeña y no pretende ocultarlo: "Graciassssss a Teresa Helbig por hacer que mi hija estuviera más bellezón todavía, si cabe...", ha escrito.

La joven, de 21 años, estaba espectacular con un elegante diseño confeccionado en tul con las mangas semitransparentes y original estampado de topos blancos con detalles en color negro en pecho, mangas y falda que en palabras de la diseñadora está hecho "para soñar".

Eugenia Martínez de Irujo y Tana Rivera
Instagram @eugeniamartinezdeirujo

Fiel a su estilo, Eugenia se decantó por un diseño vaporoso con mangas abullonadas y falda de tablas, un vestido muy original con impresionante escote cuadrado en la espalda para el que confió en su amigo Jorge Vázquez. "Bodón", respondía Tana a la publicación de su madre, prueba de que los cientos de invitados disfrutaron al máximo de la velada.

Artículo recomendado

VÍDEO Eugenia Martínez de Irujo y Bárbara Mirjan, muy unidas por el bien de Cayetano Martínez de Irujo

VÍDEO Eugenia Martínez de Irujo y Bárbara Mirjan, muy unidas por el bien de Cayetano Martínez de Irujo

El rostro de felicidad de Eugenia lo decía todo y es que alejada de la vida mediática, no cabe duda de que la duquesa de Montoro está viviendo una de las etapas más dulces de su vida y mucha culpa de ello la tiene su marido, Narcis Rebollo.

Eugenia Martínez de Irujo y Francis Rebollo

Eugenia Martínez de Irujo, muy feliz con su marido

Instagram @eugeniamartinezdeirujo