Que Tamara Falcó no quiere relación con Esther Doña es un hecho, ella misma lo confesaba recientemente: "Le tengo respeto porque era la mujer de mi padre pero nunca ha habido comunicación y ahora no tiene ningún sentido. El único vínculo que nos unía era mi padre y ya no está", sentenciaba dejando claro que no tenía nada más que hablar sobre la viuda de Carlos Falcó.

Este lunes, era Esther quien desde su puesto de colaboradora en 'La hora de la 1' ha sentenciado su relación con Tamara. Visiblemente emocionada, la malagueña recordaba al que describe como "el hombre de mi vida" y reconocía públicamente sentirse muy sola desde su inesperado fallecimiento a consecuencia del coronavirus hace ya seis meses.

Artículo relacionado

Por primera vez, se atrevía a hablar de los hijos de Carlos Falcó y dejaba muy claro que "nadie" le ha llamado en este tiempo a excepción de Xandra, "ella se ha preocupado bastante", aclaraba. Una situación que según ella ya se había replanteado el exmarido de Isabel Preysler antes de su muerte: "A él esto no le gustaría para nada, pero sí podía suponer que sus hijos me dieran la espalda por eso les pidió a mis amigos que me protegieran y que no me dejaran sola".

Esther Doña
TVE

Finalmente, Esther afeaba directamente la actitud de Tamara: "Aún no me ha dado el pésame. Tamara no me ha llamado, ni me acuerdo cuándo fue la última vez que me llamó por teléfono", unas declaraciones que sorprendían a todos. Pero la cosa no se quedaba ahí y aclaraba cómo fue su relación con ella en el pasado: "No tengo ningún tipo de vinculación con ella. Sí que hubo una buena relación, o al menos más cercana, pero cuando nos casamos se empezó a distanciar un poquito".

La herencia, el motivo de las desavenencias

Aunque poco a poco se van conociendo algunos detalles de las últimas voluntades de Carlos Falcó como que Tamara heredara el título de marquesa de Griñón, todavía hay mucha tela que cortar y tal y como ha desvelado Esther por el momento no se ha hecho entrega de nada. "Ojalá no existieran las herencias", afirmaba Esther con evidente dolor dejando en el aire que es el patrimonio de Falcó lo que la enfrenta a sus hijos: "El tema de la herencia lo llevan los abogados. Yo estoy muy satisfecha con lo que mi marido decidió en su momento, y espero que se respete".