Estela Grande se ha sincerado con sus seguidores y les ha confesado algo que le acompleja bastante. Mientras su exmarido Diego Matamoros y su novia Carla Barber han disfrutado de un fin de semana a todo tren en Ibiza, ella ha hecho una confesión sobre su físico que no ha dejado indiferente. La modelo transmite seguridad en sí misma en cada una de sus apariciones, pero como le ocurre a todo el mundo, hay algo de su cuerpo que no le gusta nada.La exconcursante de ‘GH VIP’ ha compartido en su canal de Mtmad una de las clases de pilates a las que ha asistido, y mientras hacía uno de sus ejercicios, ha revelado este aspecto de su cuerpo con el que no está contenta.

Artículo relacionado

Estela ha mostrado cómo en uno de los lados de su cuerpo tiene marcada la cintura y en el otro no. Es decir, en uno de los lados tiene más curva y en el otro prácticamente nada. Y esto es algo que no le gusta en absoluto y que incluso tuvo que revisarse para descartar algún problema. “Cuando tenía catorce o quince años me hicieron un TAC para descartar una posible malformación en la espalda”, ha contado con total naturalidad sobre esta descompensación. Además ha confesado que “es un complejo que he tenido de siempre”, y aunque ella intenta que no se vea, asegura que “se nota muchísimo, es un canteo”.

Estela Grande

Para sentirse más segura y evitar que se note, Estela Grande utiliza diferentes trucos. Por un lado ha dicho “me tapo y no se ve”, dejando claro que utiliza determinadas prendas de ropa para evitar marcar esta zona de su cuerpo con la que ella no está muy contenta. Además ha desvelado que cuando tiene que posar por su trabajo, sabe perfectamente cómo hacerlo para que no se vea que sus dos lados de la cintura son diferentes. Pese a que esto le crea complejo, ella lo lleva lo mejor que puede porque como ha dicho, “tampoco puedo hacer nada”.