Siempre se ha mantenido al margen de la cantante, sin embargo, son muchos los que recuerdan el fuerte carácter de doña Ana, la mujer que empujó a Isabel Pantoja a ser artista. Este sábado 22 de mayo, la matriarca de los Pantoja cumple 90 años desde su retiro en Cantora.

En un momento en el que su familia está más rota que nunca, Kiko Rivera no ha querido dejar pasar esta fecha tan especial de la mujer que para él ha sido como una segunda madre. Fue el pasado mes de septiembre la última vez que el Dj tuvo la oportunidad de ver a su abuela, muy delicada de salud, pero tal y como le confesó a Jorge Javier en una de sus últimas entrevistas aprovechó ese momento para despedirse de ella a sabiendas de la guerra que estallaría entre madre e hijo.

Artículo recomendado

Kiko Rivera y Rafa Mora, quedada de amigos a espaldas de Anabel Pantoja

Kiko Rivera y Rafa Mora, quedada de amigos a espaldas de Anabel Pantoja

"Tuve la ocasión de despedirme de ti el día que marche de casa y besarte como nunca lo hice antes. Hoy es tu cumpleaños 90 primaveras y no puedo estar a tu lado. Quiero mandarte a través de tus sueños el beso más grande del mundo", empieza Kiko Rivera en el mensaje que ha acompañado de una entrañable imagen con su "yaya" cuando apenas era un niño.

Kiko Rivera envía un mensaje a doña Ana

Kiko Rivera envía un cariñoso mensaje a doña Ana por su cumpleaños

Instagram @kikorivera

Como no podía ser de otra forma, Kiko ha hecho referencia a la situación actual de su familia, un paso al frente del que no se arrepiente en absoluto y por el que piensa llegar hasta el final. Sin embargo, el hijo de Isabel Pantoja es consciente de que este mal rollo no sentaría nada bien a su abuela: "Siento que esté pasando todo esto pero es necesario. Tu nieto que te ama hasta el fin de sus días. Siempre tuyo".