Tamara Falcó es, sin duda, el personaje del momento. La hija de Isabel Preysler, desde que se convirtió en la ganadora de ‘MasterChef Celebrity’, brilla en todo lo que toca. Triunfa como colaboradora, como influencer y encadena proyectos sin parar. Un cambio de imagen radical que ha hecho que muchas de las críticas que tradicionalmente ha acumulado queden en el olvido. Emma García, muy sincera, ha querido dar la cara por la colaboradora de ‘El Hormiguero’. Una defensa que ha callado bocas entre los presentes en el plató de ‘Viva la vida’.

Artículo relacionado

De ser la hija de Isabel Preysler a convertirse en uno de los valores en alza de Antena 3. Tras despuntar en Televisión Española hasta el punto de lograr su propio programa de cocina, Tamara Falcó hacía las maletas y se dejaba tentar por los creadores de ‘El Hormiguero’. Colaboradora habitual del programa de Pablo Motos, Tamara ahora también ejerce de jurado en ‘El desafío’. Un salto mediático que, hasta ahora, le ha ido más que bien. El público la adora.

No siempre la imagen de la hija del desaparecido Carlos Falcó ha tenido tanto tirón. Espontánea e inocente, Tamara solía encadenar críticas a las que hacía frente con mucho sentido del humor y sin darle mayor importancia. Un lugar común al que muchos intentan volver sin demasiada fortuna. De hecho, ante cualquier mínimo comentario hay quién da la cara por la hija de Isabel Preysler. Es el caso de Emma García.

Emma García

Emma García en el plató de 'Viva la vida'

Mediaset

La presentadora de ‘Viva la vida’ daba un paso al frente. “¿Alguna vez la habéis visto tonta?”, preguntaba a los colaboradora ante ciertos comentarios vertidos sobre la colaboradora. “Yo no la he visto tonta nunca”, zanjaba Emma. “Ella ha ido de lo que es”. Nadie se atrevía, claro, a llevarle la contraria. Y es que Tamara ha desmontado la imagen que se tenía de ella hasta convertirse en el personaje que todo el mundo quiere en su programa.

Imparable y muy enamorada

Todo parece que le sonríe a Tamara Falcó. La influencer encadena proyectos en televisión y en sus redes sociales, continúa su formación como chef y, además, ha encontrado la estabilidad junto a Íñigo Onieva. Tras recibir el golpe más duro con el fallecimiento de su padre, Tamara ha ido recuperando las ganas y la energía con el apoyo constante del empresario. Juntos y muy acaramelados se van dejando ver mientras suenan campanas de boda. ¿Tendremos enlace en casa de los Preysler?