El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle se estrenaron como padres hace apenas unas semanas. Felices, emocionados y enamorados como nunca quieren disfrutar al máximo de esta bonita etapa.

Son muchos los miedos cuando se es padre o madre, y más aún cuando se trata del primer hijo. Los duques de Sussex quieren estar junto a su hijo y no perderse nada de su educación, pero sus agendas y compromisos son demasiados, así que ha llegado el momento: tienen que buscar 'nanny'.

Artículo relacionado

La propia Meghan está trabajando con el equipo de recursos humanos de la casa real británica para encontrar a la persona idónea. Les da igual que sea hombre o mujer, aunque esto supusiera romper con la tradición de su familia, y por encima de todo tiene que tener un requisito: "Debe ser una persona discreta queno se deje deslumbrar por la fama".

La información la ha publicado el tabloide británico 'The Daily Express', en la misma se dan más detalles de los requisitos que debe cumplir la persona que se encargaría de los cuidados del pequeño Archie. Así, Meghan estaría encantada de que el cuidador o cuidadora fuera estadounidense para que hijo "se sienta cerca de sus raíces".

Según la misma publicación, la niñera o el niñero de baby Sussex ganaría un sueldo de 80.000 euros al año.