El fallecimiento de doña Ana, abuela de Anabel Pantoja y Kiko Rivera, madre de Isabel Pantoja pone patas arriba la vida de sus seres queridos. Los hijos despiden hoy a su progenitora en la intimidad familiar después de que la madre de todas las madres haya fallecido esta madrugada en Cantora, después de haber sido dada de alta la pasada semana tras llevar unos días ingresada en el Hospital Universitario de Puerto Real. Sus nietos, dolientes, se enfrentan a un enorme pesar que se ve acentuado por la situación en la que ha sido recibida la noticia: en plena celebración de la boda de Anabel y Omar Sánchez.

Artículo relacionado

Anoche, todo eran risas, festejos y brindis en La Graciosa. Kiko Rivera, Irene Rosales y sus hijas ya estaban en la isla. Habían llegado por la tarde y tenían el humor necesario para celebrar junto a los novios, quienes nerviosos llevan semanas esperando esta semana. Anabel Pantoja ha fechado su enlace con Omar Sánchez, el amor de su vida, el viernes 1 de octubre, pero junto a sus invitados más cercanos está llevando a cabo una serie de ‘prebodas’. Pequeñas fiestas que serán la antesala de lo que está por venir. Aunque puede que todos estos planes se den al traste al conocerse el fallecimiento de doña Ana, la abuela de la novia.

Hace solo unos días, la angustia de Anabel Pantoja era palpable. Una presión en el pecho la comía por dentro. Había conocido el empeoramiento del estado de salud de su abuela por la televisión, su tía Isabel no le había dicho nada. Tras el alta hospitalaria de la nonagenaria, la influencer respiró aliviada ¡al fin una buena noticia! La joven llevaba acumulando malas nuevas.

Hoy, sus planes, esos por los que tanto ha luchado y ha perseguido, podrían verse truncados. Tremenda dicotomía la que se le plantea: seguir adelante con su boda, el gran sueño de su vida o aplazarla por el fallecimiento de una de las personas más importantes de su vida.

Todo está en el aire. Los invitados, que no dejan de llegar a La Graciosa (la última ha sido Isa Pantoja acompañada de Asraf y su hijo Albertito), la ceremonia, el catering, la fiesta… TODO. ¿Qué hará Anabel Pantoja ahora que se enfrenta a la decisión más crucial de toda su vida?