¿Dónde está María José Campanario? Su llamativa ausencia frente al regreso público de Jesulín de Ubrique

Se cumple un año desde que María José Campanario volvió a ser madre, desde entonces, la odontóloga ha bajado al mínimo su perfil, mientras que Jesús no deja de exponerse

foto autor Conchi
Conchi Álvarez de Cienfuegos

Redactora Jefe de Clara Corazón

campanario

Hoy hace exactamente un año que María José Campanario (44 años) daba a luz a su tercer hijo. Y, tras el alumbramiento, el silencio. La odontóloga ha rehuido de los flashes de los fotógrafos. Todo lo contrario que su marido. Mientras que ella se alejaba del foco, Jesulín de Ubrique ganaba más y más presencia en medios. El silencio de una coincide con el auge del otro. Ya sea una mera casualidad o sea adrede; todos nos preguntamos lo mismo: ¿Dónde está María José? 

María José Campanario, madre de familia numerosa

 

A diferencia de Jesús Janeiro que era padre de tres hijos (el número a partir del cual se considera familia numerosa), María José Campanario no lo fue hasta el 2022. Su embarazo fue una noticia bomba que pocos esperaban; ni ellos mismos se lo podían creer. “Fue toda una sorpresa”, reconoció el torero a Bertín Osborne, quien le entrevistó hace unas semanas para ‘Mi casa es la tuya’, su vuelta a Telecinco, tras una prolongadísima ausencia provocada por sus desavenencias con Belén Esteban. A pesar de la sorpresa inicial, el matrimonio, así como toda la familia, se han sentido “bendecidos” con la llegada a casa de este nuevo miembro. 

maria jose campanario

Mar��a José Camapanrio y Jesús Janerio llevan juntos más de dos décadas

GTRES

A diferencia de sus embarazos anteriores, María José Campanario llevó esta tercera gestación con muchísima más discreción. No dijo nada en sus redes sociales, a pesar de ser privadas, ni su hija mayor, Julia, que es muy activa en las mismas desveló nada. Obtener una imagen de ella era misión imposible. La de Castellón estaba más huidiza que nunca. No sabemos absolutamente nada de si este ha sido un embarazo más sencillo, o si tuvo molestias agravadas por la enfermedad que Campanario padece. Desconocemos si estaba cansada o repleta de energía… Nada. Sin darnos cuenta, la esposa de Jesulín estaba sentando las bases de lo que sería su nueva forma de vida. 

 

Jesulín y María José Campanario: el acuerdo que habría cambiado todo 

“Tengo muy claro que voy a defender a capa y espada la privacidad total y absoluta de mi hijo. De los cuatro.No voy a pasar ninguna línea que pueda perjudicarlos”, le contó Jesulín a Bertín Osborne. Esto da una pista sobre qué está pasando en su vida privada. “Tengo claro que tengo que respetar la voluntad de mis hijos”. 

La hija mayor de Jesulín, fruto de su relación con Belén Esteban, fue pionera en esto. Cuando cumplió la mayoría de edad, decidió que ella era una persona anónima y que, como tal, deseaba seguir viviendo. No quería ningún tipo de atención. Sus padres serían celebridades, lo habían decidido ellos; pero ella no había escogido ser famosa. De hecho, estaba escogiendo lo radicalmente opuesto. Quería ser como cualquier otra joven de su edad. Tras ella llegó Julia, nacida del matrimonio de Jesús y María José. A pesar de haber recibido infinitas ofertas para participar en programas, no está por la labor, pero esta, a diferencia de su hermana mayor, sí se muestra en redes sociales; donde hace partícipes a todos sus seguidores de detalles de su vida, como sus compras, sus planes o sus relaciones amorosas; algo que la otra jamás ha hecho. Ella se escuda en que no hace nada diferente al resto de miles de chicas que cuelgan contenido en redes sin tener que ser por ello personajes públicos. 

 

Las hijas mayores de Jesús Janeiro están convencidas con las decisiones que han tomado, algo que su padre apoya de manera absoluta y radical. “Es su voluntad y tengo que respetarla”. Pero, además, le parece tan lógica; que ya ha empezado a aplicarla a sus otros dos hijos menores. Atrás quedaron los posados familiares en revistas del corazón y bautizos hechos de madrugada para proteger exclusivas. Hasta el punto de que, un año después del nacimiento del bejamín, no hay ninguna foto suya. Han extremado el cuidado y la protección al niño, y María José ha seguido la misma estela. 

maria jose campanario

María José Campanario encaminó su carrera a la odontología

GTRES

Atrás quedó los comentarios de Jesulín hablando de sus vástagos, ahora, siguiendo el ejemplo de la mayor de sus descendientes, no aporta ninguna información sobre ellos. Solo a ellos les corresponde contar su vida. Si es que quieren. 

Un año sin ver a María José Campanario

Tras dar a luz, María José Campanario se retiró de la vida pública pero también de la laboral. Este último año ha estado en casa, cuidado del bebé. En una baja maternal que no tiene problema alguno por alargar. En 2010, María José retomó sus estudios con la intención de convertirse en odontóloga. Sacó adelante su carrera y a sus hijos y, tras especializarse, la levantina se puso a trabajar en varias clínicas en Zaragoza. 

Sus problemas de salud, debido a la fibromialgia que padece, merman su calidad de vida. La esposa de Jesús Janeiro ha tenido que soportar diversos cambios en la medicación, así como diferentes pasos por centros especializados en salud mental. Los continuos dolores hicieron mella ella, por lo que ha necesitado ayuda de especialistas en varias ocasiones. “El tema de la fibromialgia es un tema muy delicado pero mi mujer es una mujer fuerte”, contó Jesús a Bertín Osborne. “Muchas veces ha sabido convivir con el dolor. Es muy jodido pero lo que sí te digo es que es una mujer que en los momentos difíciles tiene buena cara y siempre intenta sacar lo mejor de sí”. 

Ahora, sin presión de ninguna clase, prefiere tomarse con calma su reincorporación a la vida pública. Mirar por ese bebé que le ha dado una nueva maternidad, más relajada, alejada del foco, disfrutando de esta nueva oportunidad que le brinda la vida. Y, también, cuidar de ella misma. 

jesulin masterchef

El regreso televisivo de Jesulín de Ubrique por todo lo alto

Tras años sin hacer trabajos en televisión, 2022 fue su prueba de fuego y 2023 su regreso oficial. El año pasado participó en ‘El Desafío’, algo que volvió a traer su nombre a la palestra. A recordárselo al espectador, que llevaba años sin verle asomarse a la pequeña pantalla. Se había centrado en sus labores en la ganadería y en las sociedades en las que había invertido su dinero. Empresas dedicadas a las comercialización de gasolineras y oros negocios inmobiliarios; todas con sonadas pérdidas que las llevaron a su cierre. Debido al despifarro de sus años de máximo apogeo y a la cantidad de dinero que le hizo perder su padre, la situación financiera de Jesulín no es la que se esperaría de un personaje que llenó cientos de plazas y fue toda una figura en los años noventa. 

2023 supone su vuelta definitiva a la televisión, una estupenda manera de obtener liquidez económica y volver a ser el que fue. Este año, además de visitando a Bertín Osborne, le hemos visto en ‘El camino a casa’, el programa de Albert Espinosa en el que famosos reflexionan sobre sus raíces, ‘El Hormiguero’ y actualmente se encuentra rodando la versión de celebrities de ‘MasterChef’, que TVE emitirá el próximo otoño.