El pasado 27 de mayo, don Juan Carlos anunciaba su intención de retirarse de la vida pública. Ahora, tan solo tres días después, el rey emérito ha reaparecido en la plaza de toros de Las Ventas, a donde ha acudido para disfrutar de las corridas de San Isidro.

La noticia se conocía tan solo seis días antes de cumplirse el quinto aniversario de la fecha en que se tuvo conocimiento de su abdicación. Cinco años después, el próximo 2 de junio, se hará efectiva su "jubilación". Para ello, don Juan Carlos envió una emotiva carta a su hijo, el rey Felipe VI: "Creo que ha llegado el momento de pasar una nueva página en mi vida y de completar mi retirada de la vida pública".

Artículo relacionado

Una decisión, además, que el rey emérito ha meditado durante un año. "Desde el año pasado, cuando celebré mi 80 cumpleaños -enero de 2018-, he venido madurando esta idea, que se reafirmó con motivo de la inolvidable conmemoración del 40 Aniversario de nuestra Constitución en las Cortes Generales", afirma en la misiva.

La reaparición del rey emérito tras el anuncio ha tenido lugar en la plaza de toros de Las Ventas. Un hecho que coincide con su último acto público. Don Juan Carlos se retirará después de acudir a las fiestas de San Fernando, donde tiene programado presidir la reinaguración de la plaza de toros de Aranjuez.

Por otra parte, el monarca ha acudido al lugar sin el misterioso apósito que lucía el pasado 24 de mayo. Un detalle que llamaba la atención de los presentes ya que hace más de dos meses que don Juan Carlos tenía que pasar por el quirófano para que le extirparan un carcinoma basocelular que tenía en la cara.