No, no, no. Ha negado con la cabeza y la mano ante la decisión de la Fiscalía de ratificar su petición de prisión. Pero Isabel Pantoja no tenía nada que hacer. La suerte estaba echada desde el mismo momento en que ha vuelto este martes a sentarse en el banquillo de los acusados. Ahora solo queda esperar la sentencia del juez. La tonadillera ha sido juzgada por un presunto delito de insolvencia punible cuando se cumplen nueve años del juicio del 'caso Malaya'. Y, de nuevo, ha vuelto a recibir todo el peso de la ley. La Fiscalía ha vuelto a pedir tres años de cárcel para Isabel Pantoja quien ha reaccionado negando con gestos y palabras, intentando pararlo, que no fuera real.

Artículo recomendado

Isabel Pantoja llora amargamente en el juicio en el que se enfrenta a tres años de cárcel

Isabel Pantoja llora amargamente en el juicio en el que se enfrenta a tres años de cárcel

Isabel Pantoja se encuentra en su momento más delicado de los últimos años. La tonadillera, anímicamente muy tocada por las últimas experiencias personales y familiares que atraviesa, ha llegado muy afectada al Juzgado de lo Penal número 5 de Málaga. Guardando aún luto por la muerte de su madre y acompañada de su hermano, que también ha tenido que declarar ante el juez, la tonadillera se ha roto en amargas lágrimas ante las primeras preguntas del juez.

Isabel Pantoja

Isabel Pantoja en sala de juicio este martes

Gtres

Isabel Pantoja se sentaba este martes en el banquillo de los acusados imputada por la operación inmobiliaria presuntamente irregular que habría realizado desde la cárcel a través de la sociedad Panriver 56, de la que es administradora única. Concretamente fue la venta de La Pera, en la que vivió parte de su relación con Julián Muñoz, en la que la tonadillera dio poderes a su hermano, Agustín Pantoja. "Yo de papeles, no llevo nada", ha llegado a decir la madre de Isa Pantoja y Kiko Rivera en su declaración.

Artículo recomendado

Isa Pantoja, ante el nuevo juicio de su madre, Isabel Pantoja: "No he podido dormir"

Isa Pantoja, ante el nuevo juicio de su madre, Isabel Pantoja: "No he podido dormir"

Por este presunto delito de insolvencia punible, la Pantoja se enfrentaba hoy a la petición de la Fiscalía de tres años de prisión por considerarla "cooperadora necesaria" y que, finalmente, ha ratificado ante el juez. Isabel Pantoja, en shock, con los ojos enrojecidos por las lágrimas, negaba la decisión con las manos, con la cabeza y pronunciando "no", intentando borrar el peso de la ley que de nuevo ha recaído sobre ella.