Meghan Markle parece dispuesta a no dejar indiferente a nadie con su nuevo podcast junto a Spotify, llamado ‘Archetypes’. Una semana después de que viera la luz el primer capítulo, la duquesa de Sussex ha publicado el segundo, en el que ha contado con la participación de Mariah Carey. Una entrevista a la artista en la que la mujer del príncipe Harry no ha dudado en cargar una vez más contra la casa real británica al hablar de racismo.

Artículo recomendado

Meghan Markle destapa la férrea estructura de Buckingham que anulaba su libertad de decisión

Meghan Markle destapa la férrea estructura de Buckingham que anulaba su libertad de decisión

Junto a la intérprete, Meghan Markle se ha sincerado sobre lo que para ella ha significado ser una mujer mulata. En concreto, la duquesa de Sussex ha aprovechado la visita de Carey para reconocer que la primera vez que la vio se alegró porque había alguien que tenía su mismo color de piel, por lo que se convirtió en toda una fan de la estrella.

Además, Meghan ha reflexionado sobre lo que para ella ha supuesto su color de piel. “Creo que para nosotras es muy diferente porque somos de piel clara. No te tratan como una mujer negra, no te tratan como una mujer blanca. Tú encajas en el medio”, ha explicado. No obstante, esto cambió cuando conoció la príncipe Harry: “Quiero decir, si hay algún momento en mi vida en el que hubo más atención por mi raza fue únicamente cuando empecé a salir con mi marido. Entonces empecé a entender cómo era ser tratada como una mujer negra, porque hasta ese momento me habían tratado como una mujer mixta. Las cosas realmente cambiaron”.

Artículo recomendado

Meghan Markle anuncia por sorpresa que vuelve a Instagram pese a todas sus críticas

Meghan Markle anuncia por sorpresa que vuelve a Instagram pese a todas sus críticas

Unas palabras con las que Meghan Markle ha vuelto a hacer referencia al racismo que supuestamente sufrió cuando comenzó su relación con el príncipe Harry. De hecho, durante su entrevista con Oprah Winfrey en marzo de 2021, la duquesa de Sussex no dudó en cargar duramente contra el palacio de Buckingham al acusar a un miembro de la familia real británica de hacer preguntas sobre el color de piel que tendría su primogénito.