"No nos permiten a Naia y a mí seguir compartiendo con vosotros algunos de nuestros momentos juntos en mi cuenta de Instagram", escribió hace unos días Aitor Ocio, el que fuera jugador del Athletic Club en la red social. Tras una larga batalla, su ex pareja y madre de la pequeña de 13 años, Laura Sánchez, conseguía que el ex futbolista no pueda compartir más imágenes de la menor. "Resulta ser que un padre con la guarda y custodia única no puede compartir en su cuenta personal el orgullo, amor y admiración que siente por su hija. ¿A quién le hacemos daño?", se quejó públicamente Aitor Ocio.

Artículo relacionado

La polémica salpicó a Laura Sánchez, evidentemente, pero ella ha preferido correr un tupido velo y no manifestarse sobre estas palabras y todo lo que se ha comentado tras el comunicado de su ex. "No puedo controlar la vida de los demás, no puedo hablar de nada", ha comentado al respecto la modelo andaluza en la Madrid Fashion Week, donde ha desfilado.

Más hablador, aun a su manera, se ha mostrado su marido, el cantante David Ascanio, quien ha acompañado a Laura Sánchez en este último trabajo. Sin querer entrar demasiado en el asunto, Ascanio ha comentado que respecto a un tema así "todos deberíamos tener un poquito más de respeto" y dejarlo para la intimidad familiar: "que se resuelva donde se tenga que resolver que es en casa".

El cantante ha asegurado que Laura Sánchez y él como su pareja seguirán en su línea: "Siempre hemos intentado guardar todo lo posible la privacidad de Naia. Cada uno que haga lo que quiera pero en casa eso se respeta".