En la víspera de Halloween ya hablaba de la 'fiesta terrorífica' que tenía montada en casa. Y no tenía nada que ver con vampiros, zombies y asesinos en serie, sino con los temibles virus. En casa de Sara Carbonero e Iker Casillas, uno de sus pequeños ha caído enfermo. Lucas lo está pasando mal con sus primeros resfriados y su mamá sufre por no ver al pequeño con su energía habitual. No en vano, siempre acompaña las fotos que le dedica con el hashtag de #lucaslocura, o sea que en casa deben estar notando muchísimo la baja forma del pequeño.

Artículo recomendado

Sara Carbonero se marca un 'Kate Middleton' con este vestidazo de ¡7.450 euros!

Sara Carbonero se marca un 'Kate Middleton' con este vestidazo de ¡7.450 euros!

Y es que se pasa muy mal cuando los más pequeños de la casa no están haciendo lo que deberían, que es disfrutando, riendo y jugando. El 31 de octubre, la presentadora compartía el bodegón habitual en una casa con sus miembros enfermos: medicamentos, un termómetro, gotas... Y una calabaza de Halloween, que este año se iba a quedar sin celebrar. "Los virus han llegado a casa para quedarse", escribía la periodista, "no podemos celebrar la noche de Halloween como nos gustaría. Toca sesión de sofá, manta y muchos mimos para todos. Qué mal se pasa cuando son tan pequeños".

En esta ocasión, es Lucas la que tiene a Sara triste y preocupada. Que sí, que se curan pronto y salen de los resfriados más fuertes, pero pocas cosas hay más triste que mirar a tu hijo y que él te devuelva una sonrisa a medias y la mirada vidriosa. Si eres madre, te parte el alma y la presentadora lo expresa muy bien: "Estos días solo queremos cambiarnos por ellos, ¿verdad?". El pequeño acaba de cumplir cinco meses y lo que lamenta la periodista es que haya tenido que experimentar tan pequeño las temibles "itis", como dice ella, y expresaba así su pesar: "Sé que es ley de vida pero con Martín tuvimos la suerte de no conocer tan pronto las temidas 'itis'. No valoramos lo afortunados que somos cuando los peques están sanos y fuertes".

No hay mal que por bien no venga. Sí que es verdad que Sara ya no aparece más en 'Quiero ser', por lo que puede pasar más tiempo con Martín y Lucas. Sobre todo con Lucas, que ahora necesita tanto a su mamá. Desde aquí deseamos que se recupere lo antes posible y vuelva a revolucionar con su alegría y su energía la casa de Iker y Sara.