La entrevista que nuestra colaboradora Toñi Moreno ha hecho a Concha Velasco en exclusiva en nuestra revista ha dado para mucho. Son muchas las confesiones que la actriz le ha hecho a la presentadora en esta conversación en la que Toñi ha cumplido el sueño de conversar con una de las mujeres que más admira. El amor, su familia y momentos de lo más duros son algunas de las cuestiones con las que Concha ha abierto su corazón a Toñi. Y entre sus momentos más complicados ha destacado uno que tiene que ver con una compañera de trabajo a la que le tenía muchísimo cariño. Se trata de Lina Morgan. La actriz ha confesado el mal trago que pasó al no poder despedirse de ella como le hubiera gustado. Algo que ha desvelado que también le está ocurriendo con otro compañero de trabajo.

Artículo relacionado

Se trata de Antonio Gala. A la pregunta de Toñi sobre qué relación tiene con él en la actualidad, Concha no ha dudado en revelar que “sé que desde hace mucho tiempo está muy malito, pero no tengo acceso a él”. Unas declaraciones que ha rematado asegurando que “he dejado de llamar porque está pasando lo mismo que ocurrió con Lina Morgan, que hay alguien que bloquea el paso y no deja que lleguemos a las personas”. Debido a esta situación la actriz ha tomado la decisión de dejar de llamar “porque no quiero hablar con un secretario”. Eso sí, ha dejado claro que pese a que hace tiempo que no habla directamente con él, “lo adoro. Nos adoramos”.

Toñi Moreno y Concha Velasco 01
Gtres

Concha ha aprovechado esta entrevista en exclusiva en nuestras páginas para tener un recuerdo de lo más cariñoso con Lina Morgan. Toñi ha querido saber qué relación tenía con su compañera y Velasco no ha dudado en decir que “Lina era maravillosa”. Además ha contado la anécdota de que “ella no permitía que nadie usara su camerino, solo su perro, y a mí me lo abría siempre”. Una clara muestra de la buena relación que mantenían. Tanto es así que la actriz ha asegurado que “mis hijos se han criado en ese camerino”. Por esa bonita amistad, a Concha le da mucha rabia “cuando dicen que era mala persona, porque conmigo fue excepcional”.