La guerra entre Amador Mohedano y el clan Campos está latente, el hermano de Rocío Jurado sacaba a la luz recientemente unos comentarios que hizo María Teresa Campos sobre Rocío Carrasco y Fidel Albiac en el que el matrimonio no quedaba nada bien. Sin embargo, la veterana presentadora ha preferido no entrar en guerras mediáticas y son sus hijas quienes están batallando en su lugar.

Amador no puede soportar que su sobrina, Rocío Carrasco, llame 'familia' a María Teresa, Terelu y Carmen y, sin embargo, no mantenga ningún tipo de contacto con su familia biológica: "Me molesta mucho", reconocía el mánager este fin de semana en el programa 'Viva la vida'.

Artículo relacionado

Fue durante un tenso cara a cara en directo entre Terelu y Amador cuando la primera le hizo una petición personal sobre su madre: "Dejadla al margen. Es muy mayor, te lo pido de corazón". Ante esta súplica, el exmarido de Rosa Benito reaccionó de buena gana: "A tu madre la admiro y la respeto", sentenciaba.

Hasta ahí, parecía que ambos lados habían enterrado el hacha de guerra pero nada más lejos de la realidad. Lejos de mantener esa tregua, el hermano de Rocío Jurado no cesa en sus ataques a María Teresa Campos que en estos momentos se encuentra disfrutando del verano en Málaga antes de reencontrarse con sus hijas en la ciudad malagueña como cada año. Amador ha dejado claro que como las Campos sigan hablando él no se va a mantener callado: "Dejo el tema zanjado pero como sigan, yo contesto".

Si quieres ver el comentario de muy mal gusto que el representante le ha dedicado a la presentadora y el resto de declaraciones ¡Dale al PLAY!