Primer fin de semana de octubre y arranca con una boda con solera. Claudia Osborne, hija de Bertín Osborne y Sandra Domecq, se casa con José Entrecanales, primogénito del presidente ejecutivo de Acciona. La joven pareja se dará el 'sí, quiero' este sábado 2 de octubre. De un enlace súper mediático como el de Anabel Pantoja y Omar Suárez en la isla de La Graciosa, pasamos a otro que no se va a quedar atrás en cuanto a nutrido número de rostros conocidos por metro cuadrado, esta vez, en la localidad gaditana de Jerez de la Frontera. Un 'sí, quiero' que también promete emociones intensas y recuerdos a los que ya no están. Pocas horas antes de su boda, Claudia Osborne ha escrito una carta a su madre, que falleció prematuramente de cáncer –a los 51 años– en agosto de 2004, a quien llevará especialmente en su corazón en un día tan especial para ella.

Artículo relacionado

Se ha levantado el día soleado y con temperatura agradable en Jerez de la Frontera, lugar escogido por Claudia Osborne y José Entrecanales para convertirse en marido y mujer. Las circunstancias invitan a mirar hacia su futuro juntos, pero también a ponerse nostálgica, como le ha ocurrido a la hija de Bertín Osborne, mientras se prepara para vestirse de novia. En una jornada como esta, la joven 'coach' echa enormemente de menos a su madre, Sandra Domecq.

Cuando la primera mujer del presentador de 'Mi casa es la tuya' murió, Claudia era una adolescente que empezaba a descubrir el mundo. Los quince es una edad complicada y ella tuvo que atravesar ese momento vital tan transformador con su madre lidiando con la dura batalla contra su enfermedad. A pesar de todo, pudo disfrutar de su calidez, de sus cuidados, de sus historias..., de todas esas cosas que cuando cierra fuertemente los ojos puede tocar.

Artículo relacionado

"Hoy me toca a mi, mamá", ha escrito Claudia en su Instagram ante su inminente paso por el altar. La joven ha recuperado una preciosa imagen de su madre el día de su boda con Bertín Osborne. "Cuánto desearía que fueras tú la que me estuviera vistiendo, cuánto desearía ver tu cara a mi lado en el altar…", ha continuado con emoción desbordada. Un mensaje que ha emocionado a todos sus seguidores y que cierra la promesa de Sandra a la adolescente Claudia, convertida en una mujer echa a sí misma: Pero, tal y como me prometiste, aunque no te sea posible estar físicamente, aquí estarás agarrando mi mano desde el cielo, y así lo sentiré yo. Siempre conmigo 🤍".