Acorralada en directo

Chelo García-Cortés se derrumba por la presión de sus compañeros de ‘Sálvame’

La colaboradora, angustiada por sus problemas con Hacienda, no pudo evitar romperse después de recibir un duro mensaje de María Patiño…

Chelo García Cortes
1 / 10

1 / 10

Chelo García-Cortés Sálvame. Chelo García-Cortés

2 / 10

Carlota Corredera. 'Sálvame'

3 / 10

Mila Ximénez. Un duro mensaje

4 / 10

Chelo García-Cortés Sálvame. Confesión

5 / 10

Chelo García-Cortés Mila Ximénez Sálvame. 'Ya estoy harta'

6 / 10

Chelo García-Cortés Sálvame. La sombra de Kiko

7 / 10

Chelo García-Cortés Kiko Hernández Sálvame. Se rompe

8 / 10

Chelo García-Cortés Sálvame. Acorralada

9 / 10

Sálvame. 'Me está matando viva'

Más Sobre...

Sálvame Telecinco Televisión

Actualizado a

¡Estoy hasta las narices! No, no somos nosotros, es Chelo García-Cortés en Sálvame. La colaboradora se ha vuelto a ver acorralada por sus compañeros debido a una información que manejaba y no ha podido evitar enfadarse en directo. Un enfado que, de hecho, la ha llevado hasta las lágrimas. Con ojos humedecidos, Chelo ha confesado que tan solo tiene miedo a una cosa en esta vida. Y no, no es a Kiko Matamoros… Así no hay forma de que levante cabeza.

Relacionado con esta noticia

Chelo, ¿tú has recibido algún mensaje?”. Con esta pregunta de Mila Ximénez comenzaba el principio del fin. La colaboradora se interesaba por una misiva que le acababa de llegar al teléfono de su compañera. Era María Patiño desde casa, afeándole que hubiese cambiado de opinión una vez más. “Ya estoy harta”, respondía Chelo visiblemente enfadada. La sombra de Kiko Matamoros sobrevolaba el plato y volvía a aterrizar para poner a la colaboradora contra las cuerdas. “No tengo miedo a Kiko Matamoros”, exclamaba muy contundente.

“¿Sabes a quién le tengo miedo?”, preguntaba Chelo nerviosa. “A uno que me está haciendo la vida imposible. ¡No a Kiko Matamoros!”. La colaboradora se rompía y dejaba ver lágrimas en sus ojos. No lo está pasando bien y no encuentra manera de solucionar su situación. Carlota Corredera se preocupada tras esta afirmación y buscaba darle un poco de cariño y comprensión. “¡Estoy hasta las narices!”, seguía Chelo. “Casi todos mis compañeros dicen una cosa, luego piensan otra y la cambian, ¿por qué cada vez que Chelo cambia de opinión se me cuestiona?”.

No había forma de parar el enfado de la colaboradora. “Tú dices blanco, al otro negro y yo no te llamo chaquetitas”, se dirigía a Kiko Hernández. Una vez más, las opiniones de Chelo habían hecho que todos sus compañeros se aliaran contra ella. Carlota ponía un poco de paz y se interesaba por la afirmación de Chelo. ¿A quién tiene tanto miedo? “Al único que le tengo miedo es a Hacienda, ¿o es que no lo entendéis? ¡Que me está matando viva!”.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?