Fue una de las participantes de la 12ª edición de Gran Hermano, allá por el año 2010, y después de salir de la casa fue habitual verla en diferentes platós de televisión. Chari Lojo, décima expulsada del reality show, permaneció en la casa durante 81 días, una aventura que comenzó junto a su exnovio Rubén Estévez.

Artículo relacionado

Diez años más tarde de saltar a a fama por su participación en GH, la gaditana da un giro inesperado a su vida y se traslada a vivir a Ceuta. El motivo son las oposiciones a funcionaria de prisiones que acaba de aprobar, con derecho a una plaza en el Centro Penitenciario de Fuerte Mendizábal.

Además de una cara bonita, la exconcursante demostró su valía en los platós de Telecinco. Ahora vuelve a conseguir un nuevo reto, un sueño que tampoco se le ha resistido.

Después de salir de la casa de Gran Hermano, Chari participó en diferentes programas de televisión. Su personaje fue tan querido por la audiencia que Zeppelin TV y Telecinco decidieron rescatarla para que formara parte de El Reencuentro: 10 años después, una edición especial de GH en la que entraron carismáticos concursantes que habían pasado por distintos realities de la cadena como Supervivientes, Hotel Glam, Gran Hermano y Las joyas de la corona, entre otros.

En 2015, la joven volvió a ser reclamada por Mediaset España para entrar como concursante de reserva en GH VIP 3, y fue el inesperado abandono de Kiko Rivera y la expulsión disciplinaria de Los Chunguitos lo que ocasionó que volviera a entrar "en escena". Así fue como Chari regresó a la famosa casa cinco años después de haberla pisado por primera vez.