Se ha cumplido el aniversario más triste para Ana Obregón y Alessandro Lequio. Hace un mes perdían a la persona más importante de sus vidas, su hijo Álex Lequio. El joven perdía la larga batalla que venía librando contra el cáncer desde hacía tres años, firmando un adiós que llegaba demasiado pronto, a los 27 años. La actriz y el colaborador de televisión están contando con el apoyo de todo su círculo íntimo, que se han volcado con ellos en ese dolor insondable que lo llena todo.

Artículo relacionado

Ana Obregón se ha refugiado en sus hermanos, con quien estos días pasados se reunía para celebrar el aniversario de boda de sus padres. La ausencia de Aless duele demasiado y el ánimo de la familia no está en el mejor momento, pero la compañía, la palabra de consuelo en el momento adecuado, un gesto de apoyo, está haciendo la vida sin Álex más llevadera.

Ana Obregón tiene muy preocupados a los suyos. Mientras Alessandro ha ido retomando poco a poco sus rutinas y ha vuelto al trabajo, Ana desnuda la tristeza que le desborda desde la muerte de su hijo. "¿Qué puedo decirte hijo? Que eras /eres mi vida y ahora ya no hay nada. Que perder un hijo es morir y tener la obligación de vivir. (...) Ahora solamente le pido que pueda volver a abrazarte muy pronto porque te echo insoportablemente de menos", dejaba escrito en sus redes sociales, pocos días antes de perder también al otro vínculo que tenía con su hijo, su perrita Luna.

Artículo relacionado

Las únicas armas ahora que tienen sus hermanos para intentar animarla es paciencia y cariño infinito. Su hermana Celia es una de las personas que más se ha volcado con ella junto a Amalia Obregón. A pesar de la preocupación por su estado de ánimo, ha querido mandar un mensaje tranquilizador en este vídeo. Y es que no van a dejar a Ana Obregón lidiando con el golpe más terrible.