Los Biondo, desde que Mario falleció en el año 2013, no han cejado en su empeño de demostrar que su hijo no se suicidó, como firmó el primer médico forense que estudió el cuerpo, sino que fue asesinado. Desde entonces, emprendieron una lucha sin cuartel para reclamar que se vuelva a abrir el caso y obtener la verdad por la que ellos tanto han padecido. Ahora han conseguido algo importantísimo: que la Justicia investigue al forense que firmó esa primera autopsia, tal y como asegura El Español.

Artículo relacionado

Aunque la primera demanda que interpusieron contra el doctor fuera desestimada, ahora la Audiencia Provincial de Madrid la ha admitido a trámite, después del recurso delos padres del cámara, Santina y Pippo.

Los progenitores pidieron a la Justicia italiana una segunda autopsia, una vez el cuerpo ya había sido enterrado. De este estudio posterior se extrajeron numerosas diferencias con el primero, diferencias que apoyaban la versión de la familia, que siempre sostuvo que en la muerte del camarógrafo hubo otra persona implicada.

Dentro de poco, además, conoceremos los resultados de una tercera autopsia. Santina y Pippo han movido cielo y tierra para demostrar que su hijo jamás quiso quitarse la vida, sino que le fue arrebatada. Siempre han criticado cómo actuó la Justicia española, pero hoy les está agradecidos, “nos sentimos muy bien. Toda la verdad verá la luz”, ha dicho la exsuegra de Raquel Sánchez Silva a Look.