Victoria Federica aprovechó los primeros días de confinamiento para 'escaparse' hasta Jaén en compañía de su novio, Jorge Bárcenas y unos amigos. El lugar escogido era la finca 'El Derramadero' situada en Villacarrillo, localidad de menos de 11.000 habitantes y donde parece que han sido recibidos con mucho cariño.

Aprovechando el inicio de la desescalada en la ciudad andaluza, la hija de la infanta Elena visitaba un centro de belleza para ponerse a punto después de dos meses de 'encierro'. La joven y su novio pidieron cita, como es obligatorio en estos momentos, en la 'Peluquería Abigail' para cortarse el pelo.

Artículo relacionado

Victoria Federica peluquería

Ante la sorpresa por la visita de un miembro de la familia del Rey, la dueña del local intentó que la joven se sintiera lo más cómoda posible. "Una niña de lo más dulce y encantadora", escribía la peluquera junto a una imagen con la hija pequeña de la infanta Elena. En la instantánea se puede ver como la joven luce su melena perfectamente lisa y una sudadera de la firma Ralph Lauren que le queda un poco grande, por lo que todo parece indicar que podría ser un préstamo de su chico. "Disfruta de tu visita por Villacarrillo", sentenciaba Abigail en el perfil de Instagram de su negocio.

Las críticas no se hacían esperar y es que entre ellas no hay distancia de seguridad ni rastro de mascarillas. Una vez más, la nieta de don Juan Carlos y doña Sofía se saltaba las normas como hacía dos meses cuando viajó a Jaén en pleno estado de alarma.

El confinamiento ha sido un punto de inflexión para muchas parejas y toda una prueba de amor para Victoria y Jorge que a penas llevan seis meses de relación y que a juzgar por las escasas informaciones que comparten a través de su perfil en redes sociales están mejor que nunca.

Por el momento, la joven debe permanecer en Jaén hasta que la situación de nuestro país mejore y se active el traslado entre provincias. Previsiblemente no será hasta finales de junio cuando la infanta Elena se pueda reencontrar con sus dos hijos.