Totalmente recuperada del coronavirus que le mantuvo una semana alejada de sus compromisos institucionales, la reina Letizia reaparecía junto a don Felipe para presidir los Premios Nacionales de Cultura 2020, una velada muy especial y cargada de anécdotas que tuvo lugar en el Museo del Prado de Madrid y que ha reunido a diversas personalidades del mundo del cine, el teatro, la música, la literatura y la danza.

Artículo recomendado

La reina Letizia saca su lado más atrevido con un vestido rosa empolvado transparente

La reina Letizia saca su lado más atrevido con un vestido rosa empolvado transparente

Al margen del acento sobrio de la ceremonia y del comentado vestido transparente de Maje en color rosa empolvado que la Reina elegía para esta ocasión, los Reyes se han ido turnando para hacer entrega de los diplomas a los premiados entre los que se encontraban caras conocidas como Buenafuente (Premio en la categoría de Televisión) o la diseñadora Ana Locking (Moda). Uno de los gestos más comentados ha sido la efusividad con la que doña Letizia estrechaba las manos de los galardonados, prueba de que se encuentra a las mil maravillas.

Letizia y Ana Locking

La reina Letizia entrega el Premio Nacional de Cultura a Ana Locking

GTRES

Tampoco pasó desapercibida la complicidad de la que hicieron gala doña Letizia y Ana Locking, quien la vistió para una en 2018 para una gala celebrada en el Palacio Real. Al recoger su galardón, la diseñadora intercambió unas cariñosas palabras con la Reina que después se extendieron durante el cóctel que tuvo lugar en una de las salas del museo. "Ella es fabulosa, muy cercana. Tiene un trato para que te sientas a gusto", manifestaba la modista muy agradecida. "No piensas que ella sigue tus redes sociales y tu trabajo y te hace comentarios con respecto a eso, a tu trabajo y a tus redes sociales (...) Le gusta mi trabajo y eso es un orgullo para mí", confesaba a la prensa a su salida del evento.