Amalia de Holanda, brillante, eclipsa a Letizia y lanza un guiño a su madre Máxima con su lookazo en la cena de gala

Amalia de Holanda ha debutado en una cena de gala con un impresionante look con tiara y joyas, robando protagonismo a las reinas Máxima y Letizia

Helena Arriaza
Helena Arriaza

Redactora digital de Lecturas

Amalia de Holanda
GTRES

Este miércoles a última hora de la tarde, ha tenido lugar el evento más destacado de la visita de Estado de los reyes Felipe (56 años) y Letizia (51 años) a Holanda. Los reyes Guillermo (52 años) y Máxima (51 años) han organizado una cena de gala con la que agradecer la visita a sus invitados. Para la ocasión, ellas han lucido sus mejores galas con impresionantes looks que han completado con sus mejores tiaras y con joyas exclusivas. Pero como ya advertían desde hace unos días desde la prensa holandesa, esta vez les ha tocado compartir protagonismo. Amalia de Holanda (20 años), la hija mayor de los reyes holandeses y la heredera al trono, ha estado presente en este evento en el que ha acaparado todas las miradas.
 

El impresionante de look de Amalia de Holanda en la cena de gala

Para la primogénita de Guillermo y Máxima de Holanda, este ha sido su estreno en una cena de gala. De ahí que para una ocasión tan especial en su vida como futura reina, no haya dejado su look a la improvisación. Amalia de Holanda ha optado por un vestido azul marino de tirantes anchos y fruncido en la cintura. No obstante, el elemento que ha destacado ha sido la capa transparente de la misma tonalidad que ha envuelto sus hombros y figura. 

Este elemento es todo un guiño a su madre, Máxima, ya que es una prenda que la reina holandesa ha usado en infinidad de ocasiones. Por no hablar de que es un elemento de total tendencia. Eso sí, más allá de su look, Amalia ha destacado por su conducta. La joven ha demostrado aplomo y ha derrochado aire fresco en esta aparición que ha servido para dar visibilidad a la continuidad de la monarquía holandesa.

Amalia de Holanda
GTRES

Volviendo al estilismo de la heredera, hay que tener en cuenta que el joyero de la familia real holandesa es uno de los más exclusivos y valiosos de los que tienen las familias reales europeas. Ahora, Amalia ya puede hacer uso de él para deslumbrar en eventos como este. Para la ocasión, la joven ha elegido la tiara del pavo real, un accesorio datado de 1897, que ya lució en la cena después de la boda de Hussein y Rajwa de Jordania y que recibe este nombre por su acabamiento en la parte superior.

Esta pieza fue creada exclusivamente para la reina Guillermina, bisabuela del padre de Amalia, por la casa Johann Eduard Schürmann & Co. Está conformada por rubíes que pertenecieron a la reina Sofía Würtemberg, la primera esposa de Guillermo III de Holanda. Acompañando a dicha diadema, Amalia ha decidido llevar el colgante, pulsera y pendientes a juego. Las tonalidades rojizas de estas joyas preciosas contrastaban con su impecable vestido azul marino. Un detalle que demuestra que la joven tiene su propio carácter y estilo.

Artículo recomendado

La reina Letizia brilla de gala con un vestido señorial de raso azul y la majestuosa tiara Rusa

Letizia

Y, por supuesto, hay que destacar algunos de los elementos más simbólicos que ha portado, como la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica que llevaba prendida en el lateral de su vestido. También ha destacado la gran banda de color amarillo y blanco que ha atravesado el torso de la heredera.

La vinculación de Amalia de Holanda con Madrid

Que Amalia de Holanda haya elegido esta cena de gala para debutar en un evento de este tipo, no sería casualidad. La hija mayor de los reyes Guillermo y Máxima de Holanda vivió durante un año en Madrid. Esto lleva a pensar en que su relación con los reyes Felipe y Letizia podría ir más allá de la cordial por pertenecer a familias reales europeas. Podría ser que mientras Amalia estuvo en nuestro país cursando a distancia un año de sus estudios, los Reyes hubieran estado pendientes de ella para que no le faltara de nada y estuviera protegida en el tiempo en el que pudo disfrutar de su estancia aquí.

Artículo recomendado

El sutil gesto con el que la reina Máxima ha eclipsado a la reina Letizia en su primer encuentro en Holanda

Letizia

A esto hay que sumar la pasión de Máxima de Holanda por España. Han sido varias las ocasiones en las que ha viajado de forma privada a nuestro país, en las que ha estado en ciudades como Madrid, como Sevilla, donde ha llegado a asistir a la Feria de Abril, o en Barcelona, donde hace años se reunía con la infanta Cristina, a la que une una estrecha relación. En algunos de esos instantes, Amalia de Holanda estuvo presente. Por eso, estas cuestiones llevan a pensar que la presencia de la joven en la cena de este miércoles ha sido una forma de dar las gracias a sus invitados y de dejar claro el gusto de la heredera holandesa por España.

Loading...