Don Felipe y doña Letizia no han faltado al que ha sido el segundo homenaje a las víctimas del coronavirus desde el comienzo de la pandemia haciendo especial atención al personal sanitario. A diferencia del año pasado, la princesa Leonor y la infanta Sofía no han estado presentes en este solemne acto después de presidir su primer acto en solitario este miércoles.

Antes de las 9am, los Reyes hacían su llegada en la Plaza de la Armería y se unían así al resto de invitados entre los que se encontraban diferentes personalidades del Gobierno así como familiares y allegados de fallecidos a los que les quieren ofrecer el consuelo y el agradecimiento de todo el país con la Medalla al Mérito Civil.

Artículo recomendado

VÍDEO Leonor y Sofía, cómplices y relajadas, en su primer acto en solitario sin sus padres, Felipe y Letizia

VÍDEO Leonor y Sofía, cómplices y relajadas, en su primer acto en solitario sin sus padres, Felipe y Letizia
Letizia y Felipe
Gtres

Para esta velada, la Reina, visiblemente emocionada en algunos de los momentos de la ceremonia, ha sacado de su armario uno de sus diseños más sobrios y elegantes, la ocasión lo merecía. De color azul marino y con mágicos bordados estratégicamente ubicados, doña Letizia se ha decantado por el vestido de corte clásico, escote en V y falda midi de Bottega Veneta que estrenó allá por 2018 y que ya ha lucido en cinco ocasiones, detalle que lo convierte en uno de sus diseños favoritos.

Las pequeñas mariposas bordadas que se distribuyen alrededor de los hombros y los pliegues que se expanden por todo el cuerpo dan un toque de distinción a este look. De la misma forma que el día de su estreno, la Reina ha completado este estilismo con unos sencillos stilettos y cartera en color negro.

Artículo recomendado

La reina Letizia reinventa la forma de lucir un traje de chaqueta blanco en verano

La reina Letizia reinventa la forma de lucir un traje de chaqueta blanco en verano
Letizia

La reina Letizia en el acto homenaje por las víctimas del coronavirus

Gtres

Como viene siendo habitual en los últimos meses, la Reina ha recogido su melena en un moño bajo dejando al descubierto los pendientes de doble daga de Gold&Roses que ha combinado con su inseparable anillo de Karen Hallam en el dedo índice de su mano izquierda.