La semana pasada, Mar Torres, actual novia de Froilán, nos sorprendía al anunciar su nueva andadura profesional que le ha llevado hasta Murcia. Muy polifacética, la joven se encuentra haciendo prácticas en la Universidad de Murcia, pero no es la única labor que la tiene allí ya que según se pudo saber recientemente, Mar se ha dado de alta como autónoma y estaría dedicándose a la venta o alquiler de bienes inmobiliarios de lujo.

Artículo relacionado

La información no tendría mayor relevancia que la joven está intentando convertirse en una mujer plenamente independiente. Sin embargo, ese traslado a Murcia nos obliga a pensar en qué punto está su relación con el hijo de la infanta Elena.

La pareja ha protagonizado un sinfín de idas y venidas pero el fin siempre ha sido el mismo, volver a reencontrarse. Ya lo confesó la propia Mar en su entrevista más personal a Vanity Fair: "Nuestra relación no se va a acabar nunca. Él es mi bastón y yo el suyo".

Mar Torres

Llama la atención que este fin de semana Mar haya disfrutado de unos días de relax al aire libre en la ciudad levantina cuando se esperaba que regresase a Madrid para, al menos, ver a su chico una vez a la semana. Desconocemos a qué acuerdo ha llegado la pareja pero lo que es una realidad es que al menos por el momento están separados.

Mientras, Froilán sigue con su rutina habitual en la capital que pasa por seguir con sus estudios de Administración de Empresas en The College for International Studies y disfrutar de su juventud en compañía de sus amigos parece que no será raro verle por tierras murcianas. Hay que recordar que hace años estuvo en Mazarrón y recientemente en la capital. La visita no quedaba ahí y en verano disfrutó de la zona de Campoamor junto a su chica.