Hace semanas que la familia real británica no está pasando por su mejor momento. Las condiciones de salud de varios de sus miembros, como la operación de Kate Middleton (42 años), la enfermedad de Sarah Ferguson (64 años) o el diagnóstico de cáncer de Carlos III (75 años) han hecho que este 2024 no esté empezando de la mejor manera para ellos. Unos duros golpes que se agravaban a principios de esta semana al salir a la luz la noticia del fallecimiento de Thomas Kingston, marido de Gabriella Windsor, hija de los príncipes de Kent y prima segunda de Carlos III.

Era su familia quien daba conocer la terrible noticia a través de un comunicado emitido a través del palacio de Buckingham. "Con el más profundo dolor anunciamos la muerte de Thomas Kingston, nuestro querido marido, hijo y hermano. Tom era un hombre excepcional que iluminó las vidas de todo aquel que le conoció. Su muerte ha producido un enorme impacto en toda la familia y pedimos respetar nuestra privacidad mientras pasamos el duelo", se puede leer en el texto.

Salen a la luz los motivos de la muerte de Thomas Kingston

Desde que se supo el fallecimiento de Kingston, las circunstancias que rodean su muerte han ido saliendo a la luz poco a poco. Thomas fue hallado sin vida en su casa de Gloucestershire el pasado domingo. Tal como recoge 'Daily Mail', Katy Skerrett, forense principal de Gloucestershire, ha explicado como se sucedieron los hechos: el marido de Gabriella visitó a sus padres, Martin y Jill Kingston, en Cotswolds el pasado domingo 25 de febrero para almorzar con ellos. Poco después, su padre salió a pasear a sus perros, pero al volver Kingston ya no se encontraba en la casa.

Tras 30 minutos sin señales del joven, sus progenitores decidieron ir a buscarlo. Fue su padre quien lo halló, entrando a la fuerza en un edificio cerrado. Al encontrar a su hijo malherido, llamó a los servicios de emergencia. No obstante, estos no pudieron hacer nada por la vida de Thomas salvo certificar su fallecimiento.

Thomas Kingston
GTRES

En seguida se inició una investigación para esclarecer las causas de la muerte, aunque nada indicaba que pudiera haber nada sospechoso. Ahora, las nuevas informaciones que medios británicos han recopilado parecen aportar un poco de luz a los motivos de la muerte del marido de Gabriella Windsor. El citado medio asegura que, según datos de la investigación, Kingston falleció por una "herida traumática en la cabeza" que podría haber sido provocada por la arma que se encontró cerca de su cuerpo.

Artículo recomendado

Alarma en Buckingham: el estado de salud de Kate Middleton pone en jaque a la Casa Real

Kate Middleton

Los reyes Carlos III y Camilia, afectados por la muerte de Thomas Kingston

Poco después de su fallecimiento, los reyes Carlos III y Camila descubrían el horrible suceso y, afectados, mandaban sus más sinceras condolencias a Gabriella Windsor, esposa de Thomas, y el resto de su familia. “El Rey y la Reina han sido informados de la muerte de Thomas y se unen a los Príncipes de Kent y a todos aquellos que lo conocieron en el duelo por un miembro muy querido de la familia", anunció el Palacio de Buckingham.

La historia de amor de Gabriella Windsor y Thomas Kingston

Thomas y Gabriella no eran parte de los miembros activos de la Casa Real británica, aunque sí cercanos a Carlos III por su cercano vínculo familiar. El padre de Ella, como la llaman sus allegados, era primo hermano de Isabel II, de manera que ella es prima segunda del rey Carlos III. Ambos empezaron su relación en 2016, cuando se conocieron por amigos en común. Thomas conocía los círculos de la realeza británica, hasta el punto de ser muy amigo de Pippa Middleton, hermana de Kate. De hecho, Gabriella fue en representación de los príncipes de Gales al funeral de Constantino en Grecia el año pasado.

Thomas Kingston
GTRES

Años más tarde, en 2019, se casaron en la capilla de San Jorge en Windsor, donde hoy ha tenido lugar el homenaje a Constantino de Grecia, convirtiéndose en uno de los eventos más importantes del año. Desde entonces, se habían dedicado juntos a sus vocaciones profesionales. Él como financiero en banca privada y mercados de inversiones y ella como periodista y filántropa.

La misa funeral de Constantino de Grecia en Windsor

Esta terrible noticia ha visto la luz este martes, horas después de que la familia real británica, concretamente la reina Camilla, organizara una misa funeral en Windsor para recordar a Constantino de Grecia. Los padres de Gabriela, Miguel de Kent y María Cristina de Reibnitz han acudido al evento, pero sin Gabriella, algo que ha extrañado. El motivo sería, precisamente, el fallecimiento de su marido.

En este acto se han reunido buena parte de las familias reales europeas, entre ellas la española. Hemos podido ver a los reyes Felipe VI y Letizia, muy cómplices, la reina Sofía y el rey emérito que han llegado por separado y las infantas Elena y Cristina, junto a Juan Urdangarin. Todos ellos han compartido el mismo espacio, pero como es habitual sin gestos de cercanía. De hecho, si algo ha llamado la atención ha sido la mirada glacial que la reina Letizia ha dedicado a su marido.

Juan Carlos y Felipe
GTRES

Y es que, al terminar la misa, ha sido Felipe quien ha ayudado a su padre a salir de la capilla de San Jorge en la que se ha celebrado el acto. El actual rey es muy consciente de los problemas de movilidad del rey emérito, por lo que ha permitido que se sostuviera de su brazo para salir caminando hasta el exterior. Ha sido justo entonces, habiendo apenas cruzado el umbral, cuando la madre de la infanta Sofía ha mirado de forma letal a su marido. Un gesto con el que deja claro que quiere seguir manteniendo las distancias con su suegro. Una postura que adoptó hace ya algún tiempo y que parece estar dispuesta a seguir en ella.