La incomodidad de la casa real española con el regreso del rey Juan Carlos a España tras su marcha hace dos años a Abu Dabi ya ha tenido consecuencias. El rey emérito ha decidido suspender su viaje a Sanxenxo, donde pretendía volver a disfrutar de las regatas, en un movimiento que llega después de la reunión que mantuvo en Zarzuela con su hijo, el rey Felipe, y que ahora parece confirmar el tono tenso que se mantuvo en ella.

Artículo recomendado

Los fieles a Juan Carlos odian a Letizia

Los fieles a Juan Carlos odian a Letizia

Pedro Campos, íntimo amigo del rey Juan Carlos, ha sido el encargado de dar la noticia de que el emérito no viajará este fin de semana a Sanxenxo. El empresario estuvo pendiente de todos los detalles de su regreso, le recibió en el aeropuerto el jueves 19 de mayo y le acogió en su casa durante el fin de semana previo a la reunión con su hijo, el lunes 23 de mayo, que ha empujado al emérito a dar un paso atrás. Incluso antes de que aterrizara en Vigo en aquella ocasión, Campos declaraba ante las cámaras de que ya había fecha para un segundo viaje. Pero finalmente ese no se producirá entre el 10 y el 12 de junio, cuando se celebra la final Copa del Rey.

Si bien fue un regreso organizado por Zarzuela, la pretensión desde un principio es que fuera una estancia discreta. Sin embargo, y utilizando la certera visión de Pilar Eyre, se encontraron a un emérito totalmente "desatado", con un comportamiento que dañaba enormemente la imagen pública de Casa Real, quien ha intentado por todos los medios establecer un cordón sanitario entre las polémicas del 'rey comisionista' y la familia real.

Artículo recomendado

"Los amigos importantes de Juan Carlos I le han dado la espalda"

"Los amigos importantes de Juan Carlos I le han dado la espalda"

Pedro Campos ha aclarado que la decisión de Juan Carlos de Borbón de no volver este viernes a Sanxenxo, donde pretendía permanecer doce días, se debe a razones de "índole privada", y no se lo dio a conocer a su círculo de amistades hasta este lunes. Sin embargo, todo apunta a que habría elegido cumplir con el deseo de Casa Real después de la reunión con su hijo, quien le habría expuesto la incomodidad que había causado la manera en la que realizó su regreso: sin cumplir primero con Zarzuela y con un comportamiento que distó mucho de ser discreto, como se le habría pedido. De momento, queda en el aire cuándo se producirá su próximo viaje.