El comienzo y el final del verano de la reina Sofía no tienen nada que ver. La madre de Felipe VI comenzó la temporada estival con mucha calma. Una tranquilidad que ha estado muy presente hasta las últimas semanas, donde varias tragedias la han trastocado. Durante el mes de junio, la reina Sofía viajó a Grecia en más de una ocasión. La abuela de la princesa Leonor y la infanta Sofía se marchó junto a su hermana Irene a ver al resto de su familia. Allí hicieron planes de lo más familiares y se dejaron ver en un concierto en el que mostraron su unión. Porque si hay algo que le gusta a la mujer del rey Juan Carlos es pasar los veranos en familia. Algo que después de su periplo griego continuó haciendo.

Artículo relacionado

Un año más, la reina Sofía no ha faltado a su cita con Marivent. De nuevo fue la encargada de inaugurar la temporada estival de la familia en Palma de Mallorca. Allí ha vivido unas semanas de lo más discretas en las que ha disfrutado de la isla y de la mejor compañía. Durante sus vacaciones en Mallorca ha estado acompañada por su hermana Irene de Grecia y, como en años anteriores, sus amigos Jean Henri Fruchaud y Tatiana Radziwill han pasado unos días con ellas.

Reina Sofía y Leonor

A la salida del restaurante, la reina Sofía cogió de la mano a la princesa Leonor.

Gtres

En Palma de Mallorca también llegó su imagen más deseada. La reina Sofía salió una noche a cenar junto a los reyes Felipe y Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía, la gran oportunidad para dar una imagen de unión. Cogiendo de la mano a la princesa de Asturias, se mostró encantada con poder disfrutar un verano más de estos días tan familiares.

Pero poco a poco todo comenzó a cambiar y la calma y las buenas noticias dieron lugar a diversas tragedias que han empañado el final de sus vacaciones. La reina Sofía se mostró desolada con las informaciones de los incendios de Grecia. El palacio Tatoi, en el que pasó su infancia, se vio cercado por las llamas que también habrían alcanzado el cementerio real en el que descansan los restos de algunos de sus familiares. Otra de las noticias tristes que ha enturbiado el final del verano ha sido el fallecimiento de Marie de Liechtenstein. La madre de Felipe VI hizo su primera aparición tras las vacaciones en el funeral celebrado el pasado fin de semana, donde se mostró muy afectada.

Reina Sofía funeral Marie de Liechtenstein
Twitter @casareal

En el ámbito familiar, también ha habido novedades que podrían suponer para ella quebraderos de cabeza.Por un lado la marcha de la princesa Leonor a Gales. Esto supone que la reina Sofía no vaya a poder disfrutar durante este curso de su nieta, que se suma a los miembros de la familia de la mujer del rey emérito que viven a miles de kilómetros de distancia. Además, la fotografía familiar del cumpleaños de su hermano Constantino de Grecia ha hecho saltar las alarmas por el aspecto que él luce y que ha preocupado a muchos. Un fin de vacaciones que deja atrás un comienzo de verano inmejorable.