La reina Letizia ha brillado como nunca durante su corta estancia en Palma de Mallorca. Si bien se conoce que el Palacio de Marivent no es uno de sus lugares favoritos, doña Letizia ha acaparado la atención de los medios y llevándose todos los elogios por sus estilismos de matrícula. Con una imagen fortalecida y sabiéndose el activo más potente de la casa real española ha conquistado esa posición, mientras otros miembros acaban relegados a su sombra, como la reina Sofía. En los últimos años, a consecuencia también de los escándalos reales, hemos visto cómo la emérita ha sido una de las que ha ido perdiendo protagonismo. En esta ocasión, a pesar de ser la primera en llegar a Palma, no aparecía en público hasta hace dos semanas, durante la recepción en Marivent junto a los reyes. Con dos salidas en familia más, este verano está siendo el más discreto de doña Sofía quien, después de que Felipe, Letizia y sus hijas hayan puesto rumbo a un destino desconocido, ha recuperado estos días su libertad con su plan favorito.

Artículo recomendado

Cena, compras en el mercadillo y gestos de complicidad: así ha sido la 'noche de chicas' de Letizia, sus hijas y la reina Sofía

Cena, compras en el mercadillo y gestos de complicidad: así ha sido la 'noche de chicas' de Letizia, sus hijas y la reina Sofía

Nuestra bloguera Pilar Eyre ya ha hecho en diversas ocasiones referencia al carácter derrochador de la reina Sofía. Nos ha contado los detalles más jugosos de sus viajes a Londres, donde se abandona a quemar la tarjeta. Aunque quiera transmitir una imagen de reina austera, lo cierto es que la esposa de Juan Carlos de Borbón es una "compradora compulsiva", y precisamente es lo primero que ha hecho en el momento en que su hermana, Irene de Grecia, y ella se han quedado solas en Marivent.

Artículo recomendado

La reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía, junto a la reina Sofía, vuelven a dejarse ver en Palma

La reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía, junto a la reina Sofía, vuelven a dejarse ver en Palma

Tal como apuntan las últimas informaciones que llegan de la isla, se ha podido ver a doña Sofía disfrutando de una jornada de compras en unos grandes almacenes del centro de Palma, donde se detuvo especialmente en las secciones de perfumería, calzado y en la librería. Cabe señalar que tanto la noche en que salieron todos a cenar a Ola del Mar, en Portixol, y al Beatnik, se pararon en los puestecillos del mercadillo de artesanía. Ya con la familia real de vacaciones secretas, y antes de que Leonor vuelva a Gales; han acompañado a Sofía dos personas de su círculo de confianza allí: el doctor Jean Henri Fruchaud y su esposa, la princesa Tatiana Radziwill.

Asimismo también ha trascendido el inesperado encuentro de la reina emérita con la princesa saudí Al Joharah, que ha viajado a la isla con su hija. En esta ocasión sí que estuvo presente también su hermana Irene de Grecia.