Doña Letizia sigue con su agenda a pesar de la situación sanitaria. En el que ha sido su segundo acto de la semana, la Consorte ha visitado este miércoles 30 de septiembre la sede de la Conferencia Salud Mental España, que se sitúa en el distrito de Puente de Vallecas, una de las zonas confinadas de la Comunidad de Madrid debido al alto número de contagiados. Con la movilidad restringida, la mujer de Felipe VI sí que ha podido ir al lugar debido a que los desplazamientos por motivos laborales están permitidos.

Artículo relacionado

La Reina ha llegado en torno a las 11:00 horas al lugar en el que se ha encontrado prácticamente sola, ya que Zarzuela ha pedido a la prensa que no acudiese a la cita al tratarse de una zona confinada. Protegida por una mascarilla quirúrgica, la mujer de Felipe VI ha estado presente en una reunión en la que solo había cuatro personas para cumplir así con todas las medidas sanitarias.

Reina Letizia
GTRES

Una ocasión para que doña Letizia ha vuelto a tirar de fondo de armario y ha mezclado varias piezas que no terminan de convencer. La Reina ha reutilizado una blusa de Carolina Herrera con estampado pata de gallo en rojo. Una prenda que ha combinado con unos pantalones de Hugo Boss de estilo pesquero con cinturón incorporado y unos mocasines de piel con hebilla plateada de la marca Uterqüe. La mujer de Felipe VI, por lo tanto, ha optado por recurrir a unos zapatos cómodos con las que ha dado una imagen de sobriedad y sencillez.

Artículo relacionado

En cuanto a las joyas, la Reina no ha aportado ninguna novedad. Como viene siendo habitual, la mujer de Felipe VI ha lucido su inseparable anillo de Karen Hallan y los pendientes de oro inspirados en caña de bambú que comparte con la princesa Leonor. Todo para acudir a un acto muy peculiar con la salud mental en el centro de la mesa.