Don Felipe y doña Letizia, acompañados de don Juan Carlos y Doña Sofía, asistirán el próximo 29 de enero al funeral por doña Pilar de Borbón, fallecida el pasado 8 de enero de 2020, a los 83 años, tras meses de lucha contra el cáncer de colon.

Este solemne último adiós tendrá lugar en el Real Monasterio de El Escorial a las 12:00 horas y finalmente, como estaba previsto, allí se encontrarán los cuatro reyes que no han dudado en apoyar al resto de la familia en estos duros momentos. Aunque por tradición y por su condición de Infanta de España, doña Pilar podía haber sido enterrada en el Panteón de Infantes del Escorial, ella quiso que sus restos mortales fueran incinerados y que descansaran junto a los de su marido, Luis Gómez- Acebo en el cementerio de San Isidro de Madrid.

Artículo relacionado

Esta será la única ceremonia que se hará de carácter público y es que hay que recordar que el entierro se hizo en la más estricta intimidad. Aunque no se ha confirmado, también se espera la presencia de otros miembros de la familia del Rey como sus hermanas, Elena y Cristina, además de la infanta doña Margarita, hermana de don Juan Carlos. Afortunadamente, su hija Simoneta, que recibía el alta hace unos días, también estará totalmente recuperada para presidir, junto a todos sus hermanos, este emotivo homenaje.

Finalmente, el último funeral en su honor tendrá lugar el viernes 31 en la Catedral de La Almudena de Madrid. En este caso, se darán cita alrededor de las 19.00 horas infinidad de caras conocidas y numerosos amigos íntimos de la desaparecida infanta pero en este caso no se espera ninguna visita de carácter real.