Si hay unos zapatos predilectos para doña Letizia en verano, esos son las alpargatas. Es llegar las vacaciones y la mujer de Felipe VI no duda en dejar de lado sus altísimos tacones para ceder todo el protagonismo a este modelo. Temporada tras temporada, la consorte demuestra que este calzado es su gran aliado durante los meses de gran calor. Eso sí, este año ha optado por dejar atrás las alpargatas de cuña, que tan recurrentes fueron durante el 2020, para dar paso a las planas, mucho más cómodas y perfectas para descansar los pies después de una temporada dura de trabajo.

Artículo relacionado

La reina Letizia ha apostado este año por dar espacio en su vestidor a un calzado autóctono y muy favorecedor: unas esparteñas en blanco amarfilado con suela trenzada de esparto de la firma de Ibiza Espardenyes Torres y que están disponibles en la página web de la marca por un precio de 110 euros.

reina letizia
Gtres

La mujer de Felipe VI no se ha separado de este modelo durante sus vacaciones en Palma de Mallorca. Las lució durante su visita al centro de interpretación del paraje natural de la Sierra de Tramontana y el Santuario de Lluc y volvió a repetir para recibir al medallista olímpico Joan Cardona en el Club Náutico de Palma. Eso sí, junto a este modelo, la reina no ha renunciado a llevar sus más que habituales alpargatas con cuña.

Artículo relacionado

Lo cierto es que la reina Letizia se anima cada vez más a utilizar el zapato plano en sus apariciones públicas. Aunque al principio rara vez se dejaba ver sin sus inseparables tacones, en los últimos meses la consorte ha dado espacio en su vestidor a modelos sin tantos centímetros como los mocasines, los mules o incluso deportivas. Una apuesta por el calzado plano que ha vuelto a demostrar este verano, con las esparteñas.