En medio de sus compromisos institucionales, la reina Letizia se trasladaba a Guadalajara a primera hora de esta mañana para presidir la presentación y posterior entrega del 'Premio Fundación Princesa de Girona 2022' en la categoría de Empresa. Aunque el día le recibía con lluvia, la consorte, que optaba por un sencillo y clásico look black&white, no ha tenido reparos en darle ritmo al acto con mucha gracia.

Artículo recomendado

La reina Letizia, fiel al blanco y negro más clásico como sustituta de la princesa Leonor

La reina Letizia, fiel al blanco y negro más clásico como sustituta de la princesa Leonor

Tal y como se puede observar en el vídeo, doña Letizia estaba muy atenta a los jóvenes premiados cuando ni corta ni perezosa se animaba con la coreografía desde su silla, un movimiento que se hacía viral hace meses entre los adolescentes. Al acabar la coreografía, la Reina no podía evitar echarse a reír y aplaudir este momento tan espontáneo y natural al que no estamos nada acostumbrados.

Después, la mujer de Felipe VI aprovechó para charlar con algunos de los presentes, fotografiarse con algunos curiosos y firmar algún que otro autógrafo. Sin duda, una jornada de lo más distendida en la que ha vuelto a mostrar una vez más su faceta más humana y divertida. ¡Dale al PLAY!

Eso sí, no es la primera vez que habíamos visto bailar a la madre de Leonor y Sofía públicamente. Nos tenemos que remontar al 2004, cuando protagonizó un romántico vals junto a don Felipe en la boda de Federico y Mary de Dinamarca. Y en 2017, disfrutó de lo lindo a ritmo de Taboo, cantante del popular grupo Black Eyed Peas durante una cena en México.

Cada vez es más común que doña Letizia muestre su lado más natural públicamente. Mientras los cimientos de la Casa Real vuelven a tambalearse con el último varapalo judicial al Rey Juan Carlos, la Reina hace caso omiso y sigue firme en su labor frente a la Corona.