La reina Letizia ha inaugurado su agenda oficial del 2022 con su primer acto. La madre de la princesa Leonor y la infanta Sofía ha hecho acto de presencia en la Pascua Militar celebrada cada seis de enero y ha lucido uno de sus looks más sobrios hasta el momento... Eso sí, ha sido perfecto para soportar las bajas temperaturas con las que ha amanecido la capital en el Día de Reyes. Además, su reaparición ha estado marcada por una divertida anécdota. Letizia ha perdido un broche y Felipe VI ha sido el encargado de devolvérselo de nuevo. Una imagen con la que han vuelto a demostrar la complicidad que existe entre ellos. Aunque sin duda alguna, la experiodista ha vuelto a convertirse en el centro de todas las miradas no por su outfit sino por el nuevo pendiente que se ha hecho en su oreja izquierda.

Artículo recomendado

La princesa Leonor vuelve a Gales: se queda sin Reyes y rompe la tradición que más gusta a Letizia

La princesa Leonor vuelve a Gales: se queda sin Reyes y rompe la tradición que más gusta a Letizia

La reina Letizia ha vuelto a eclipsar y su pelo recogido en un moño ha dejado al descubierto el piercing que ha lucido en su oreja. En las instantáneas de la mujer de don Felipe se asoma una pequeña bola plateada que, sin duda alguna, ha acaparado la atención de todos los presentes.

La reina Letizia, como buena fan de las últimas tendencias, ha sorprendido con esta faceta tan atrevida... Pero los detalles más elegantes de las joyas que se ha puesto han sido los pendientes de oro blanco de Bulgari y el anillo de Karen Hallam del que no se ha separado en ningún evento del 2021.

reina letizia

La reina Letizia luce un piercing en su oreja durante la celebración de la Pascua Militar.

Gtres

Artículo recomendado

Reina Letizia: todos los estilismos que ha lucido en la Pascua Militar

Reina Letizia: todos los estilismos que ha lucido en la Pascua Militar

La reina Letizia afronta un nuevo año de cambios y de importantes responsabilidades con la Casa Real... Pero si hay algo que ha marcado los últimos meses es la ausencia de la princesa Leonor en Palacio. La futura heredera al trono comenzó en agosto una nueva etapa en el UWC Atlantic College y, aunque ha estado presente en los actos de más relevancia para la familia, hay uno que se va a perder y que a Letizia le produce un profundo desasosiego: la joven no celebrará el Día de Reyes junto a sus padres y su hermana, y por desgracia, se perderá la tradicional merienda que su abuelo, Jesús Ortiz, celebra año tras año en su casa.