Este primero de julio, la familia real está exprimiendo la intensa jornada de los Premios Princesa de Girona. Después del encuentro con los galardonados en el Palacete Albéniz, con unas espectaculares vistas de Barcelona, los reyes Felipe y Letizia han arropado a sus hijas Leonor y Sofía en la ceremonia de entrega de premios tanto de la edición de este año como de 2020, cuyo acto tuvo que aplazarse a consecuencia de la pandemia. La familia real ha llegado puntual al edificio CaixaForum, en cuyo auditorio se ha celebrado el acto. La reina Letizia ha brillado con un sofisticado look de noche, de nuevo buscando el equilibrio para dar todo el protagonismo a la princesa Leonor y la infanta Sofía, quienes han vuelto a captar la atención de todos con los colores favoritos de su madre.

Artículo recomendado

VÍDEO La reina Letizia deja a sus hijas deslumbrar y les hace un guiño con su estilismo en los Premios Princesa de Girona

VÍDEO La reina Letizia deja a sus hijas deslumbrar y les hace un guiño con su estilismo en los Premios Princesa de Girona

En el caso de la reina Letizia, ha rescatado un vestido de Nina Ricci que estrenó en el año 2017. Una prenda de un color discreto pero con la que deslumbra gracias a unas aplicaciones muy originales en forma de estrellas.

Reina Letizia con la infanta Sofía
Gtres

De esta forma, doña Letizia ha sabido mantenerse en un segundo plano pero sin perder la elegancia y la sofisticación en una noche tan especial para su familia. Esta vez ha optado por llevar el pelo recogido para dar un punto más de sofisticación a su imagen.

Reina Letizia
Gtres

Artículo recomendado

Leonor y Sofía, protagonistas indiscutibles de los Premios Princesa de Girona

Leonor y Sofía, protagonistas indiscutibles de los Premios Princesa de Girona

Las ediciones anteriores de los Premios Princesa de Girona han sido de las pocas ocasiones en las que Letizia aprovecha para apostar por la elegancia del look 'total black'. En 2019, la reina deslumbraba con un maravilloso y delicado esmoquin negro con plumas y pedrería en las mangas firmado por Pertegaz. Así, cedía el protagonismo a su hija mayor, y también su color fetiche: el rojo. En 2016 y 2016, también recurrió a este efectivo 'truco' de moda, luciendo unos sofisticados vestidos que realzaban su figura.

Durante el acto matinal de encuentro con los galardonados, ha dado un paso al lado con un guiño a los 'looks' de sus hijas. Las tres han elegido los vestidos que han lucido en diferentes tonos de azul. En el caso concreto de la reina, se ha decantado por un 'look lady' reciclando el original vestido 'midi' de Carolina Herrera, en tejido denim.