El rey Felipe retoma mañana jueves su agenda después de haber estado desde el lunes de la semana pasada en cuarentena. El monarca estuvo en contacto directo con una persona que había dado positivo en coronavirus y tal y como indica el protocolo sanitario, ha tenido que confinarse durante diez días. Felipe VI se sometió a una prueba PCR que dio negativo y tal y como contó doña Letizia en una de sus apariciones, siempre se ha encontrado perfectamente. Pero las medidas indican que incluso así hay que guardar cuarentena. Esta situación provocó que suspendiera los actos presenciales de su agenda oficial y que haya sido la reina Letizia la encargada de llevar el peso de la familia real durante estos días.

Artículo relacionado

Mientras el rey Felipe ha trabajado desde Zarzuela manteniendo alguna reunión virtual, la reina Letizia ha sido la encargada de acudir a diferentes actos. El primero tuvo lugar el pasado miércoles cuando la mujer de Felipe VI viajó hasta Sevilla para asistir a un evento al que tenía previsto ir con el rey. Desde allí hizo un guiño a su marido con el que dio muestra de su complicidad. Otro de los actos a los que ha asistido doña Letizia en estos diez días fue el evento al que acudió en Valencia y en el que se quedó en shock tras presenciar la caída de uno de los asistentes.

Reina Letizia
Gtres

En estos actos la reina Letizia ha sido la encargada de realizar la entrega de premios y de leer discursos, algo que normalmente suele hacer el rey Felipe. En todo momento la madre de la princesa Leonor y la infanta Sofía se ha mostrado de lo más tranquila ante la ausencia de su marido, que mañana volverá a recuperar su papel al frente de la familia real en diferentes actos presenciales al presidir en el Palacio Real la reunión del Patronato de la Fundación Carolina.