Quedan apenas unos días para que Rania de Jordania cumpla medio siglo de vida. Una celebración que tendrá lugar el próximo 31 de agosto, fecha muy marcada en el calendario de varias Casas Reales por motivos más que diversos. El más triste, la muerte en 1997 de Ladi Di, víctima de un trágico accidente de tráfico en París.

Artículo relacionado

Pero en Jordania estarán de celebración, un festejo que este año será más atípico que nunca, pero que el rey Abdalá y su familia no pasarán por alto. Para ir calentando motores, la Corona hachemita ha ofrecido un posado de su reina en la que podemos ver a una Rania de Jordania de lo más espectacular.

Rania de Jordania
Gtres

A través de dos fotografías, la royalsaca a relucir toda su elegancia y sofisticación, dos señas de identidad de uno de los estilos más imitados en todo el mundo. Lo hace con dos looks y en dos escenarios diferentes, mostrándose solemne pero relajada.

En la primera imagen, la reina Rania de Jordania aparece sentada sobre un sofá con un estilismo informal y cómodo. Se trata de la combinación de unos pantalones vaqueros y un jersey de cuello vuelto y mangas abullonadas en color azul marino, con la que adquiere una imagen de lo más juvenil y natural. El cabello suelto y un maquillaje muy ligero en el que destaca un pequeño toque rosa en su labial.

Rania de Jordania
Gtres

En la segunda imagen, mucho más sofisticada, la esposa del rey Abdalá realiza un pequeño guiño al Líbano -después de la explosión que sufrió este verano- a través del diseñador que escoge: la marca libanesa Ashi Studio, una firma de la que antes no había lucido ninguna prenda.

Se trata de un modelo de la colección primavera-verano prêt-à-porter de hace dos años: un vestido de crepé blanco de manga larga, cuello redondo con bordados y filigrana de corte árabe a la altura de la cadera y el pecho. En este posado, Rania luce su cabello recogido y de nuevo con un maquillaje de lo más suave, destacando los ojos sobre su rostro con un efecto ahumado en tonos marrones.

En ambas imágenes Rania es discreta en complementos y joyas. No es posible ver si luce alguna pulsera o colgante. Únicamente unos discretos pendientes que dejan todo el protagonismo a su anillo de boda, que no duda en lucir en ambas manos para que esté visible en las dos instantáneas.