Las fotos de Lecturas donde Iñaki Urdangarin pasea de la mano de una mujer que no es la infanta Cristina han causado un gran impacto y ha sacudido con fuerza la vida de los Urdangarin-Borbón. Desde que vieron la luz y pocas horas después se descubrió que la actual ilusión del exduque de Palma es Ainhoa Armentia, una compañera de trabajo, ni las reacciones ni los análisis se han hecho esperar. Tras las primeras impresiones de ese romántico paseo por la playa de Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia, ahora se pone el acento en que no serían tan inocuas, legalmente hablando.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA Iñaki Urdangarin, con otra mujer mientras la infanta Cristina vive en Suiza

EXCLUSIVA Iñaki Urdangarin, con otra mujer mientras la infanta Cristina vive en Suiza

Tanto las imágenes que publica Lecturas, como las que asegura David Valldeperas haber recibido de una velada de Iñaki y Ainhoa están tomadas fuera de nuestras fronteras. El paseo que disfrutó la pareja el pasado 11 de enero transcurrió en una playa situada en el País Vasco Francés, donde se escaparon buscando la tranquilidad y el anonimato que tanto valor tiene para ellos ahora mismo. De la misma manera, la cena a la que hace referencia el director de 'Sálvame' está situada en el tiempo en el mes de noviembre y localizada en un restaurante de Biarritz, en el suroeste de Francia.

Tal como recordaba la abogada Montse Suárez, Iñaki Urdangarin disfruta en el último tiempo del "régimen tercer grado con semilibertad ampliada" y se encuentra a la esperada de recibir la libertad condicional el próximo mes de mayo de 2022. Es decir, si bien tiene permitidas una serie de "licencias", no se encontraría entre ellas poder salir de nuestras fronteras.

Artículo recomendado

Primeras palabras de Iñaki Urdangarin tras sus fotografías con Ainhoa Armentia

Primeras palabras de Iñaki Urdangarin tras sus fotografías con Ainhoa Armentia

El marido de la infanta Cristina “tiene que dormir en el domicilio de su madre y trabajar en un despacho en Vitoria”; sin embargo, debe continuar acudiendo un día a la semana a prisión y poner en conocimiento de las autoridades pertinentes cuál es su paradero, según las explicaciones de la abogada. Teniendo en cuenta este escenario, a no ser que "hubiera requerido la solicitud y la autorización" para salir del país, a Iñaki podría costarle muy cara su escapada con Ainhoa Armentia.

Montse Suárez ha contado que este tipo de permisos solo los suelen conceder "por motivos laborales justificados y autorizados judicialmente o por motivos personales excepcionales, como el fallecimiento de un familiar”. En caso de no haberlo obtenido, podría enfrentarse a una "revisión de su estado" muy desfavorable, hasta el punto de ver su ansiada libertad condicional "revocada o modificada".