Londres fue la ciudad de su debut, hace exactamente un año, y ahora Nicolás de Dinamarca vuelve a subirse a una pasarela, en esa ocasión en una de las semanas de la moda más importantes del mundo, en Milán.

Artículo relacionado

El hijo de Joaquín de Dinamarca y nieto de la reina Margarita II, ha participado como modelo en el desfile de la colección primavera/verano 2020 de Fila, una marca de ropa deportiva hoy coreana, aunque fundada originariamente en Italia, que lleva presentando sus colecciones en Milán desde hace un año.

El príncipe, que anteriormente se le ha visto en los desfiles de Shanghai trabajando para Jack&Jones, retoma de esta manera su carrera como modelo en la industria de la moda, un sueño que por el momento quiere compaginar con los estudios de administración y dirección de empresas que ha comenzado este mismo año en la escuela de negocios de Copenhague.

Nicolás de Dinamarca
Getty

Como él mismo ha declarado en una revista danesa, su intención es trabajar temporalmente como modelo mientras se forma académicamente. "No quiero una carrera como modelo. Lo veo solo como un trabajo que puede ayudarme mientras sigo mis estudios", aseguraba.

Fue en 2018 cuando Burberry le dio la oportunidad de debutar en el mundo de la moda, un giro en su vida que tuvo el apoyo de sus padres en todo momento. Más tarde, el joven optó por ingresar una academia militar siguiendo los pasos del príncipe Joaquín de Dinamarca, una decisión que mantuvo únicamente durante dos meses.

A esto le siguieron otros desfiles para Dior Homme en Tokyo de la mano de Kim Jones, nuevo director creativo de la casa. Un trabajo que ha continuado abriendo puertas al joven príncipe y que, por el momento, parece que aprovechará con ilusión.