El cambio de vida de Harry y Meghan también se refleja en su imagen. Desde que decidieron abandonar la familia real británica y llevar a cabo el ‘Megxit’, son varios los detalles de sus looks que dejan patente que están en una nueva etapa en la que se sienten diferentes. En los últimos meses los conjuntos de ropa que ha lucido Meghan Markle han sido más desenfadados que los que llevaba cuando pertenecía a la realeza. Lo mismo ha sucedido con su peinado y su maquillaje, que son mucho más naturales que hace unos meses. En el caso de Harry pasa lo mismo.

Artículo relacionado

En sus primeras apariciones tras el ‘Megxit’ el duque de Sussex ya dejó claro que dejaba a un lado las chaquetas, camisas y corbatas para dar paso a los polos, camisetas, bermudas, pantalones vaqueros y deportivas. Una forma de ir más cómodo y menos encorsetado. Ahora ha llevado a cabo un nuevo cambio de imagen con el que reitera esto. Esta vez el cambio lo ha llevado a cabo en su peinado. El duque de Sussex ha aparecido con un nuevo look en la última videollamada en la que ha participado. Ahora luce el pelo con un aire mucho más juvenil e incluso rebelde. El marido de Meghan Markle se ha cortado su característico cabello pelirrojo. En este momento lo tiene más corto por los lados y… ¡Lleva el pelo de punta!

Príncipe Harry

Una forma de demostrar que ahora por fin está haciendo las cosas como él quiere sin tener que estar sometido a las normas de imagen y protocolo que marca ser miembro de la familia real británica. Para la ocasión ha vuelto a optar por un polo, en este caso de color negro. Además ahora ya no se preocupa por afeitarse la barba o lucirla demasiado corta. Todo son claras muestras de que en este momento de su vida se siente mucho más relajado y puede ser él mismo.