Desde que dejó de ser un miembro senior de la casa real británica, el príncipe Harry ha demostrado que su estilo tiene poco que ver con las encorsetadas normas que rigen la comunicación del palacio de Buckingham. En esta ocasión, el duque de Sussex ha dado un paso al frente para promocional los juegos Invictus de este año, en el que participan heridos y veteranos de guerra. Un vídeo en el que ha sorprendido con su imagen más casual: con sombrero, gafas de sol y camiseta de color naranja.

Artículo recomendado

El príncipe Harry y Meghan Markle reaparecen como auténticas estrellas de Hollywood junto a Doria, madre de ella

El príncipe Harry y Meghan Markle reaparecen como auténticas estrellas de Hollywood junto a Doria, madre de ella

En las imágenes promocionales, el príncipe Harry aparece charlando con los miembros de su equipo a través de una conferencia. Con una sudadera negra, intenta aprender algunas frases de holandés, en un claro guiño al país que en esta ocasión organizará el evento.

Sin embargo, las sorpresas no quedan ahí, ya que en un momento del clip, el duque de Sussex se levanta, se pone unas gafas de sol y un sombrero naranja y se quita la chaqueta negra para dejar a la luz una camiseta de manga corta del mismo color que los complementos y a conjunto con los pantalones. Entonces, mira a cámara y deja claro que ya está “listo” para estos juegos.

Un vídeo promocional en el que Harry ha demostrado su lado más bromista pero que no ha sentado muy bien en Reino Unido, ya que el duque de Sussex ha confirmado que está dispuesto a viajar a Países Bajos tan solo unas horas después de que saliera a la luz que no asistirá al servicio conmemorativo del duque de Edimburgo, que se va a celebrar el próximo 29 de marzo en la abadía de Westminster, debido a que no cuenta con el “mismo grado” de seguridad de protección personal en su país natal.

Artículo recomendado

Meghan Markle y el príncipe Harry viven un importante aniversario: un año de su entrevista con Oprah

Meghan Markle y el príncipe Harry viven un importante aniversario: un año de su entrevista con Oprah

Una decisión de Harry que no ha sentado nada bien a los usuarios de las redes sociales, que han cargado duramente en su contra. “Puede ir a los Países Bajos pero no a ver a su propia abuela. Algo no está bien en él”, ha asegurado uno de los usuarios, mientras que otros incluso lo han tachado de “ridículo” y de “desagradecido” con su abuela. Una nueva polémica que ha empañado, una vez más, uno de los grandes proyectos del duque.