La última y explosiva entrevista de Meghan Markle sigue dando mucho que hablar. Tras estrenar la pasada semana su nuevo podcast junto a Spotify, la duquesa de Sussex se ha convertido en la portada de la revista ‘The Cut’, una publicación a la que también ha concedido una entrevista en la que no deja títere con cabeza. Muy sincera, la exactriz ha atacado directamente a la familia real británica, contra quien ha cargado en numerosas ocasiones. Pero no ha sido la única que ha dedicado duras palabras al palacio de Buckingham, sino que el príncipe Harry también ha querido sumarse con una indirecta de lo más contundente.

Artículo recomendado

Diana de Gales, el único nexo de unión entre el príncipe Guillermo y Harry en el 25 aniversario de su trágica muerte

Diana de Gales, el único nexo de unión entre el príncipe Guillermo y Harry en el 25 aniversario de su trágica muerte

En concreto, el príncipe Harry aprovechó durante la entrevista de Meghan Markle para saludar a la periodista y, de paso, lanzar una dura indirecta con su propia familia. “La mayoría de personas que conozco, y muchas de mi familia, son incapaces de trabajar y vivir juntos”, afirmó el nieto de Isabel II. Unas palabras con las que el duque de Sussex dio a entender que entre los miembros senior de la familia real británica se producen choques y se generan malos rollos debido a que tienen que compartir su vida personal y también su agenda institucional.

De hecho, los malentendidos entre los miembros de la familia real británica a la hora de realizar su trabajo no son nuevos. Es más, los propios duques de Sussex decidieron cuando todavía formaban parte de la institución separar sus agendas de las de los duques de Cambridge, lo que podría haber sido consecuencia de las tiranteces que existían entonces entre ambas parejas.

Artículo recomendado

El príncipe Harry, sin Meghan Markle, rinde homenaje a su madre cuando se cumplen 25 años de su muerte

El príncipe Harry, sin Meghan Markle, rinde homenaje a su madre cuando se cumplen 25 años de su muerte

Pese a ello, llama mucho la atención que el príncipe Harry haya aprovechado su breve intervención para volver a cargar contra la familia real británica, lo que da buena muestra de que la relación con el palacio de Buckingham continúa siendo complicada.