El príncipe Guillermo ha vuelto al trabajo tras el Jubileo de Platino de la reina Isabel II y lo ha hecho con una imagen de lo más inusual. De incógnito y vendiendo ejemplares del diario ‘The Big Issue’, el duque de Cambridge ha revolucionado Londres (y las redes sociales) después de convertirse por un día en uno de los encargados de recorrer las calles para entregar esta publicación.

Artículo recomendado

Carlos, Guillermo y Ana de Inglaterra participan a caballo en el desfile del Jubileo de Platino

Carlos, Guillermo y Ana de Inglaterra participan a caballo en el desfile del Jubileo de Platino

Aunque desde la casa real británica no se ha informado de esta nueva acción ni por el momento han compartido ninguna imagen, los propios fans de los Windsor han sido los que no han dudado en compartir en las redes sociales las inusuales imágenes, en la que el duque de Cambridge aparece con el tradicional chaleco rojo, a conjunto con la gorra, de la organización. Tan involucrado está el marido de Kate Middleton, que incluso luce en el costado su acreditación oficial como vendedor de ‘The Bis Issue’.

Lejos de los encorsetados actos a los que acude, el príncipe Guillermo no ha dudado en posar con todos los que lo han reconocido, que no han tardado en inundar las redes sociales con las imágenes. Y es que, a juzgar por cómo ha revolucionado Instagram y los comentarios positivos que ha recibido, seguro que no solo ha vendido muchos periódicos durante su jornada, sino que también ha ayudado a aumentar la popularidad de la publicación.

Artículo recomendado

Kate Middleton y Guillermo, los grandes ausentes a la fiesta de cumpleaños de Lilibet Diana en Londres

Kate Middleton y Guillermo, los grandes ausentes a la fiesta de cumpleaños de Lilibet Diana en Londres

Según apuntan varios medios británicos, con esta aparición pública, el príncipe Guillermo da un paso más para seguir la estela que marcó su madre, Lady Di, quien siempre mostró todo su apoyo a las causas sociales. En este caso, cabe recordar que ‘The Big Issue’ es un periódico que venden las personas sin techo, que reciben un salario fijo todos los meses por este trabajo con el fin de que puedan salir de la situación de pobreza en la que se encuentran. Un apoyo a las empresas que ayudan a las personas sin hogar que no es nuevo, ya que el príncipe ya pasó en el 2009, cuando tenía 27 años, una noche durmiendo en la calle en Navidad con el fin de conocer qué se sentía realmente estando en esa situación.