Este martes Londres se vestía de luto (y de gala) para recibir a miembros de diferentes Casas Reales europeas con motivo de la celebración de una misa en honor a Constantino de Grecia, el último rey heleno. Sin embargo, la ausencia del príncipe Guillermo (41 años) ha marcado considerablemente este día y pocas horas después salía a la luz el fallecimiento de un miembro de la familia real británica, de Thomas Kingston.

En un principio, esta noticia podría llevar a pensar que se trataría del motivo de la ausencia, ya que lo único que se ha comunicado es que las razones respondían a “motivos personales”. Sin embargo, inmediatamente la prensa británica negaba que la ausencia en la mañana de este martes del marido de Kate Middleton (42 años) se deba a esta muerte, ya que se produjo el pasado domingo y todo ha sido debido a una cuestión de última hora.

La ausencia del príncipe Guillermo a la misa de Constantino de Grecia

El hijo mayor del rey Carlos III (75 años) es consciente de que sus deberes y obligaciones se han visto incrementadas por la delicada situación que atraviesa su padre. No obstante, quiso dar un paso al frente y poder representar a la Corona inglesa en varios eventos, a pesar de que coincidiese en el tiempo con la operación abdominal de su esposa, la cual la va a llevar a estar ausente hasta Semana Santa si todo sale según lo previsto.

Artículo recomendado

Alarma en Buckingham: el estado de salud de Kate Middleton pone en jaque a la Casa Real

Kate Middleton

Estos hechos han provocado que Guillermo y la reina Camilla (76 años) se repartan los actos oficiales como máximos representantes ingleses. Sin embargo, cada vez que Guillermo no participa en un acto inmediatamente todo nos lleva a pensar en el delicado estado de salud de su esposa. De hecho, las noticias que llegan sobre ella son bastante escasas, envuelto todo en un hermetismo desde el inicio de su operación.

No obstante, en la mañana de este lunes se celebraba la misa del padrino de bautismo del Príncipe de Gales, el cual ha reunido en Londres a numerosos miembros de familias reales internacionales, entre los que han destacado los españoles. El hermano del príncipe Harry estaba confirmado e incluso iba a leer un discurso pero todo se ha truncado a última hora sin saber los motivos reales que habrían llevado a no estar presente.

Artículo recomendado

La prensa británica define a la reina Letizia con una única palabra tras su reciente visita a Londres

Letizia

La muerte de Thomas Kingston

La familia real británica no está pasando por sus mejores momentos. A las diferentes enfermedades y convalecencias más largas de lo previsto, se ha unido este martes un fallecimiento de uno de sus miembros. Thomas Kingston, marido de Gabriella Windsor, hija de los príncipes de Kent y prima segunda de Carlos III, perdía la vida el pasado domingo cuando fue encontrado en su domicilio.

Ha sido la propia familia la que se ha encargado de hacerlo oficial en un comunicado. “Con el más profundo dolor anunciamos la muerte de Thomas Kingston, nuestro querido marido, hijo y hermano. Tom era un hombre excepcional que iluminó las vidas de todo aquel que le conoció. Su muerte ha producido un enorme impacto en toda la familia y pedimos respetar nuestra privacidad mientras pasamos el duelo”, decía el escrito.

Por el momento se desconocen las causas de la muerte, ya que aún no han sido esclarecidas por completo. Lo que sí se conoce es que tanto el rey Carlos III como la reina Camilla han sido informados del fallecimiento, ya que han enviado sus condolencias a la familia. “El Rey y la Reina han sido informados de la muerte de Thomas y se unen a los Príncipes de Kent y a todos aquellos que lo conocieron en el duelo por un miembro muy querido de la familia”, comentaba el Palacio de Buckingham.

Lo que sí han querido dejar claro desde la prensa inglesa es que el fallecimiento no guarda relación con esta ausencia, a pesar de tratarse de una persona muy cercana a los principales miembros de la Casa Real británica. No obstante, Thomas era primo de la reina Isabel II y, por tanto, primo segundo del monarca inglés y con muy buena y estrecha relación con el Rey y con su hijo.